Seguro de autos a todo riesgo

Por seguro a todo riesgo entendemos aquella póliza que incluye todas las coberturas que una compañía aseguradora puede ofrecer en un determinado momento para un auto en concreto a pesar de que debe ser el asegurado, en última instancia, el que decida qué coberturas desea incorporar a su póliza en función de sus necesidades actuales.

¿Qué incluye el seguro a todo riesgo?

A pesar de que hemos dicho que una póliza de este tipo incluye todo lo que una compañía pueda ofertarnos, a continuación vamos a hablar de las principales coberturas que suele tener un seguro a todo riesgo. Más que nada porque no son pocos los servicios que en muchas ocasiones no son necesarios, o lo son muy poco, dentro de una póliza para un asegurado normal.

Accidentes personales

Este tipo de cobertura tiene que ver son los daños que puedan sufrir las personas que están dentro del vehículo en el momento del siniestro. Una cobertura que no solo cubre los daños por lesiones sino que incluso en el peor de los casos, llega a cubrir los gastos por fallecimiento. Una serie de gastos en los que están incluidos los gastos por traslados en ambulancia, los gastos hospitalarios y sanitarios.

Daños propios, y ajenos, del auto

En caso de siniestro, un seguro a todo riesgo cubrirá los desperfectos que sufra nuestro auto hasta el límite que marque la cobertura entendiendo por desperfectos los siguientes daños que se enumeran a continuación así como el transporte hasta el taller que indique el asegurado o el que indique la compañía.

  • Ralladuras propias del siniestro así como los arañazos derivados del mismo en toda la chapa.
  • Rotura de faros o de cualquier elemento externo del auto.
  • Rotura de cualquier elemento interno del auto.

Cuando los daños que se producen en alguno de los autos implicados son tales que el perito de la compañía da un siniestro total, generalmente cuando los costes de reparación superan el 75% del coste del vehículo, o cuando este ha sido robado y no se localiza durante un tiempo estipulado por la compañía, la compañía aseguradora también actúa.

Una actuación que consiste o bien en reponer el auto de las personas afectadas o de aportar una cuantía que marca un tasador en función de la antigüedad y del estado del vehículo original o, lo que es lo mismo, lo que se denomina como valor venal. Sin embargo, existe una excepción para este caso que es el supuesto en el que el auto en cuestión no tiene todavía más de dos años de antigüedad.

Por último, es importante decir que hay compañías aseguradoras, aunque no son la mayoría, que permiten incluir una cláusula especial a partir de la cual se indemniza al asegurado con una determinada cuantía, en caso de que el auto en cuestión sufra daños debido a las condiciones atmosféricas. Una cobertura que no es exclusiva del seguro a todo riesgo pero que debe solicitar expresamente el asegurado en el momento de la contratación de la póliza.

Robo, incendio y cobertura lega

Estas tres coberturas adicionales son las más frecuentes cuando hablamos de este tipo de seguros. Y es que se ha demostrado que en los últimos años los actos vandálicos son una constante en determinados puntos del planeta por lo que son muchas las personas que quieren garantizarse una cobertura en ese sentido.

Del mismo modo, la dureza de las leyes de circulación en algunos lugares hace que los asegurados recurran a incluir cierta cobertura legal para poder reclamar algunas sanciones que consideren injustas desde todo punto de vista.

Seguros a todo riesgo con franquicia

Por último, hay que hablar de que de un tiempo a esta parte está siendo una constante la contratación de los seguros a todo riesgo con franquicia. Una modalidad que, en resumen, es idéntica a la expuesta en estas líneas pero con la salvedad de que el asegurado deberá hacerse cargo de una cantidad que se marca en el momento de la contratación de la póliza.

Información adicional

Como información adicional añadir que el seguro a todo riesgo suele ser contratado por aquellas personas que tiene un historial muy corto en cuanto a conducción se refiere o aquellas personas que utilizan un auto de un gran valor. Y es que, aunque este tipo de seguro sea bastante más caro que un seguro a terceros, no es menos cierto que para según qué casos las coberturas que tienen pueden ser las idóneas para evitar cualquier tipo de problema mayor a nivel económico para el asegurado

Entradas relacionadas

Comentar