¡Se cae la primera demanda contra Volkswagen por el caso Dieselgate!

En Torrelavega Cantabria un propietario de una Tiguan, solicitaba la devolución de 34.541 euros que pago por su camioneta. El propietario se veía afectado por el problema de emisiones del conocido escándalo  Dieselgate.

Este es el primer caso donde se conoce una sentencia en España, ¿quieren conocer el veredicto? Acompáñenos por este post.

El veredicto

Un juez de Torrelavega, Cantabria, ha considerado desestimada la primera demanda en España contra Volkswagen, la resolución ha dado la razón al fabricante.

El juzgado de primera instancia de Torrelavega ha desestimado la reclamación en favor del constructor, alegando que ni Volkswagen España ni el concesionario que vendió el auto en cuestión (los demandados) eran conscientes del escándalo Dieselgate de las emisiones.

El juzgado argumenta que el demandante no es una persona que se preocupe por el medio ambiente ni pertenece a ninguna asociación relacionada con la causa o realiza algún tipo de aporte económico con este fin.

También refutan el hecho de que no existen medidas a nivel estatal ni europeo que determine los daños causados por el caso Dieselgate, no hay medidas para inmovilizar los vehículos afectados y no representan ningún tipo de riesgo para la conducción.

Ahora el demandante de acuerdo con las normas españolas deberá incurrir con los costes del juicio. Aunque aun cuenta con el recurso a su favor, con una sentencia tan clara es muy difícil que la ley obligue a Volkswagen a devolverle el dinero del vehículo.

Según el juez, la anulación de la venta y la devolución del importe íntegro del vehículo no proceden. La razón es que la reparación podría realizarse dentro de los  términos razonables y el comprador no habría demostrado tener una conciencia ecológica especial.

Este último aspecto es el que más causa curiosidad de la resolución de esta demanda, el de la conciencia ecológica. Según el juez, el demandante debería estar vinculado a una organización medio ambiental como forma de demostrar este tipo de conciencia, algo que en este caso no ocurre.

El reclamo que existe contra el concesionario oficial de Volkswagen en Torrelavega tampoco es procedente, debido a que no era consciente que el software instalado venía  con las facultades que se juzgan en el caso Dieselgate y que iba en detrimento de las normas medioambientales.

Entradas relacionadas

Comentar