Repuestos Originales

Los costos de reparación automotriz son cada vez más altos, el precio del dólar aumenta el valor de las importaciones, los repuestos en una reparación automotriz representan casi el 70% del valor de la reparación, esto lleva a que el auto se lleve a talleres multimarca y no a el concesionario, pero surge la situación de llevar los repuestos al taller, en el mercado se encuentran repuestos de todas las procedencias, taiwanés, coreano, chino, español, turco, indio, malasio, nacional entre otros; los  costos de los repuestos originales nos llevan a pensar en colocar repuestos homologados, ¿es conveniente utilizar repuestos diferentes a los originales?, ¿Qué diferencia existe entre un repuesto original y una imitación?

Los repuestos que uno adquiere en los distribuidores autorizados de las marcas son iguales a los que el vehículo tiene ensamblados, de esta forma se garantiza que casan y funcionan perfectamente.

Existen repuestos de fabricación nacional, de empresas colombianas dedicadas a la fabricación de piezas para las ensambladoras que hay en el país, estas autopartes son enviadas por las ensambladoras a la casa matriz para que realicen las respectivas pruebas y certificar que sí cumplen con las especificaciones técnicas, una vez avalados por casa matriz es como si estos las hubieran fabricado.

Otros repuestos son importados de otros países y avalados por la casa matriz en estos países y cumplen con las especificaciones técnicas de cada autoparte.

Lo más importante es que el repuesto sea totalmente idéntico, que el case sea perfecto y el material sea el adecuado, la recomendación es que los repuestos de mecánica, frenos, y suspensión siempre deben ser originales a fin de conservar original su parte mecánica; una correa de repartición o accesorios inadecuada puede arruinar un motor, en cuanto a los frenos hacen parte fundamental de nuestra integridad y seguridad.

Es más normal que se utilicen repuestos homologados en latonería con las consecuencias de perder la originalidad del automóvil, hay repuestos de muy buena calidad y avalados por las marcas que cumplen con todos los requerimientos técnicos y que facilitan la reparación, un repuesto puede cambiar la línea del auto, afectar las medidas y llevar a procesos que no son técnicos en la reparación.

También está el caso en que no se consigue una determinada pieza y se hace necesario fabricarla, también hay en el mercado  repuestos remano facturados,  con los que se debe tener especial cuidado, no se saben las condiciones de trabajo que tienen dichas autopartes y pueden llevar a generar grandes daños.

En el país también encontramos el mercado negro de las autopartes, los repuestos de segunda y de dudosa procedencia. Existen empresas legales dedicadas a la compra de salvamentos de las compañías de seguros y que las comercializan dentro de este mismo gremio y al público en general, está el caso de Cesvicolombia (Centro de experimentación y seguridad vial de Colombia) del cual son accionistas las aseguradoras quienes hacen experimentación en el área automotriz y la seguridad vial, hacen la destrucción y disposición final de los automotores y recuperan la piezas que pueden servir para una reparación, esto con el fin de aportar al medio ambiente y a las compañías de seguros que son accionistas.

Evite comprar repuestos de segunda en lugares clandestinos ya que promueve el hurto de autopartes. Compre repuestos en los distribuidores autorizados, asesórese muy bien a la hora de comprar un repuesto homologado y asegúrese  que cumpla con las especificaciones técnicas y de materiales de los repuestos originales.

Entradas relacionadas

Comentar