Cómo reparar el paragolpes en 6 pasos

reparar paragolpes

El paragolpes o parachoques, como su nombre bien indica, es una de las partes del vehículo que más impactos recibe. No es necesario que estos impactos se produzcan debido a un accidente, ya que cualquier roce o choque accidental en un parking subterraneo podría deformarlo.

A nadie le gusta tener el paragolpes en mal estado, ¿verdad? Pero claro, tampoco muchos de nosotros tenemos el dinero suficiente como para repararlo en un taller. Por este motivo hoy podrán aprender a reparar el paragolpes en 6 pasos desde casa sin necesidad de pisar ese taller ni gastar ese dinero.

Cojan sus herramientas y prepárense para convertirse en mecánicos por un día.

1. Lijar la zona dañada

Tras haber localizado los lugares en los que el paragolpes tiene desperfectos, en primer lugar tenemos que lijarlos con una lijadora de forma delta. ¿Por qué de esta forma? Porque es la lija que permite llegar al mayor número de zonas posibles.

Revise bien todos los desperfectos, lije toda la superficie dañada y posteriormente límpiela con un trapo húmedo en alcohol para eliminar cualquier posible aparición de polvo o grasa. Si no hace este paso bien, podría rayar el paragolpes y dejarlo peor de lo que está.

2. Aplicar masilla reparadora

Ya tenemos la superficie dañada lista para ser reparada. Ahora deberán de aplicar masilla reparadora universal, la cual pueden comprar en cualquier tienda de recambios y mecánica de coches.

Preparen esa masilla amasándola con las manos todo lo que puedan y aplíquenla en todos los puntos del paragolpes que quieran rellenar y sellar. Hay que hacer bastante presión, ya que en caso contrario la masilla se caerá y no servirá de nada.

3. Repasar con la lijadora

La masilla se endurece al poco tiempo de aplicarla, por lo que hay que lijar de nuevo para dejar la superficie lisa. Vuelva a coger su lijadora, repase todas las zonas donde ha colocado masilla y asegúrese de que no olvida ninguna.

4. Cubrir con cinta carrocera

Busque o compre cinta carrocera y póngala encima de todas las partes del paragolpes que no quiera pintar en el siguiente paso. Aplique toda la que sea necesaria, ya que quitar la pintura es bastante difícil.

5. Pintar el paragolpes

Una vez protegidas esas zonas, se pinta el parachoques con esmalte sintético de efecto metalizado. Si su vehículo tiene otro tipo de pintura, busque un esmalte que encaje con ella para que no se note la diferencia.

6. Retirar la cinta de carrocero

Una vez pintado el paragolpes, retire la cinta de carrocero y habrá terminado de reparar los desperfectos. Deje secar la pintura del esmalte antes de volver a conducir y, a ser posible, nunca permita que llueva encima del coche justo después de haber hecho esta reparación.

¿Tienen alguna duda con este sistema para reparar el paragolpes? Si es así, solo tienen que dejar un comentario y les ayudaremos en lo que sea necesario. ¡Todo sea por conseguir que el paragolpes quede a la perfección!

Entradas relacionadas

Comentar

2 Opiniones
  1. Fernando salazar dice:

    Si se produce una abolladura sin fractura de la pintura es posible reparar el parachoques utilizando agua bien caliente que puede ser aplicada enun lava autos donde aplique al,vapor, por ser de material termodeformable al ser rociado con el liquido caliente se ablanda y es posible recuperar su forma original empujando desde el interior de la,pieza.

    • Javier Pastor dice:

      Hola Fernando,

      Muchísimas gracias por tu recomendación. La verdad es que tu consejo es fantástico y ayudará a muchos conductores 🙂

      Un saludo