Qué es y cómo funciona el renting de carros

renting de carros

La mayoría a la hora de pensar en adquirir o usar un carro solo pensamos dos opciones:

  • Comprar el coche: al contado, a través de un leasing o financiado.
  • Alquilar el coche: para un uso excepcional o cuando viajamos fuera de nuestro lugar de residencia.

Pero... ¿sabía que existe otra opción? Una opción en la que usted solo paga una cuota mensual y tiene su carro disponible para lo que necesite. Esa opción se llama renting de carros.

Qué es el renting de carros

El renting consiste en un alquiler mensual, trimestral, semestral o anual por el que dispone de su auto para lo que necesite como si fuera suyo. Sin embargo, no tiene que realizar ningún gasto de mantenimiento, seguro, neumáticos, averías, etc. Solo paga una cuota mensual y la empresa que le hace el renting se encarga de todo.

En otras palabras, es como si pagara un alquiler por el coche para cierto número de kilómetros pero siempre lo tuviera a su disposición. Sería como comprar un coche sin tener que pagar todos los incómodos extras.

¿Qué aspectos cubre el renting y cuáles no?

Dentro de un contrato común de renting entran los siguientes aspectos:

  • Acciones administrativas: compra del vehículo, matriculación y transporte hasta su localización.
  • Mantenimiento: revisiones periódicas en talleres.
  • Reparaciones: cambio de piezas, cambio de neumáticos y reparación de todas las averías que no se haya provocado por negligencias propias.
  • Seguro: a todo riesgo sin franquicia (el máximo).
  • Vehículo de sustitución
  • Servicio de reclamación de multas

Y no entran los siguientes:

  • Consumo de combustible: algunos contratos de renting incluyen tarjetas de combustible o descuentos, pero nunca pagan el consumo de gasolina.
  • Multas: si usted recibe una multa, le ayudarán a reclamarla pero no la pagarán.
  • Reparaciones de daños causados por usted: si el daño provocado en el vehículo es culpa suya, corre por su cuenta repararlo.

Ventajas del renting de autos

Si usted es de los que no se preocupa mucho en buscar y quiere soluciones rápidas, encontrará estas ventajas muy apetecibles:

  1. Adiós al seguro: se puede olvidar de pagar el seguro y de tener que buscar uno. Todo lo gestiona la empresa de renting.
  2. Adiós a los costes de las revisiones y reparaciones: si no son culpa suya, todos los cambios mecánicos corren a cuenta de la empresa.
  3. Estrenar vehículo cada año: cada año puede revisar su contrato y escoger un nuevo vehículo e incluso comprar en propiedad el que ya ha conducido por un precio mucho menor.

Desventajas del renting de carros

Todo tiene un lado bueno y un lado malo, veamos ese último:

  1. No tiene coche: el coche pertenece a la empresa de renting y no a usted, aunque lo conduzca siempre.
  2. No se puede modificar el coche: si no le gusta la radio, los cristales o cualquier detalle tendrá que soportarlo, salvo que su empresa le dé permiso para hacer esos cambios.
  3. Número de kilómetros establecido: cuando firma un contrato de renting lo hace por un número de kilómetros determinado, si los supera pagará una penalización.

¿Qué le parece el renting?

Ahora que conoce esta modalidad para adquirir un vehículo, ¿la probará? ¿O prefiere tener un vehículo en propiedad 100% suyo? Quién sabe, si hace un uso muy ocasional del coche puede que esta sea su mejor solución.

Entradas relacionadas

Comentar