Renault concept 900, la historia del auto al revés

A finales de los años 50 sale este vehículo concepto un tanto curioso de la marca Renault, denominado concept 900.  El diseño de este auto, por si ya se dieron cuenta en las imágenes, es un tanto raro, y obedece a la respuesta de Renault en los años 50 a un concurso de proyecto para taxis.

El proyecto 900 nació con la intención de aprovechar mejor el espacio interior, fue diseñado con la colaboración de GHIA (una de las más famosas firmas italianas de diseño y consultoría de construcción-Carrozzeria Ghia&Gariglio).

Renault concept 900

Se diseñó sobre la plataforma de un Dauphiné, utilizó una disposición de motor central trasero y cabina avanzada. Orientado hacia el lujo, se propuso un motor V8 formado por dos bloques del Dauphiné con 1,7 litros y 76 caballos de potencia.

Existían varias opciones y todas proponían vehículos que rompían con el “molde Renault” vigente hasta ese momento.  El proyecto 900, como era denominado este prototipo, fue uno de los más radicales y jamás existió la intención de llevarlo hasta la línea de montaje.

Su propósito más bien debió ser probar en él varios criterios constructivos y algunas ideas de diseño, con algunas propuestas escandalosas para la época. Con él se coqueteaba la opción de incluir un motor V8 en la gama Renault, mantener el esquema de motor trasero y probar nuevas combinaciones de carrocerías.

El Renault concept 900 manipuló en esta época la percepción visual, creó la ilusión de un auto al revés, cambió el concepto de los patrones aceptados para el frente  y la parte posterior de un vehículo.

Esta fue la forma de mantener la idea que tenía la marca para la época deequipar los autos con un motor trasero central.

Características técnicas

El Renault concept 900 mostró una propuesta de motor de 8 cilindros en V de 1,7 litros, que utilizaba dos motores de 4 en línea que provenían del Renault Gordini. Este V8 utilizaba dos carburadores Solex, que se montaban en el centro de la V para alimentarlo y lograba unos 76 Caballos de potencia.

Lo que más llamó la atención definitivamente del Renault concept 900 fue la carrocería, sus formas diferentes, utilizaba el vidrio de una forma que era poco común en los automóviles europeos de la época que estaban muy centrados. Pero en definitiva era poco vistoso y algo rudimentario, este prototipo utilizó lo que podría decirse una carrocería tipo hatchback, pero al revés, donde la quinta puerta era el frente del vehículo.

Finalmente el Renault concept 900 no salió a la luz, algunas desventajas evitaron su éxito, aparte de su estrafalario diseño.Entre ellas un baúl con difícil acceso y el puesto del conductor por delante del eje delantero, un concepto que para la época no era muy aceptado y que daba la sensación de inseguridad.

El Renault concept 900 no sobrevivió, era demasiado extravagante y poco práctico. Sin embargo, sirvió como una perfecta cortina de humo para el desarrollo de un vehículo como el Renault 4, el revolucionario modelo de la marca que se lanzó a la conquista del mercado de la época.

Entradas relacionadas

Comentar