Recomendaciones sobre llantas en época de lluvias

El fenómeno meteorológico por el cual pasa el país en las últimas semanas ha ocasionado fuertes lluvias, según la Policía de Tránsito en lo corrido de este año, se han registrado 141 accidentes en días de lluvia, los cuales causaron la muerte de 21 personas y dejaron lesiones graves a 200 más.

Las llantas hacen parte del triangulo de seguridad en el automóvil, es importante seguir algunas recomendaciones para conducir de manera segura bajo la lluvia.

Verificar la presión de inflado de las llantas

Esta revisión se debe hacer tres horas antes de empezar el viaje o recorrido por que después de calentarse las llantas pueden variar esta medida. Se sugiere poner la cantidad de libras sugeridas por el fabricante y hacerla en un sitio idóneo.

Revisar la profundidad del labrado

La profundidad o el labrado permite que las llantas evacuen el agua de forma correcta y se garantice la adherencia al suelo para evitar deslizamientos. La norma colombiana indica que el labrado mínimo es de 1,6 milímetros. Por debajo de esta medida los neumáticos ya están muy desgastados y deben sustituirse.

Revisar pernos y tuercas

No solo basta con cerciorarse de que estén bien apretados (para evitar que alguna rueda se suelte), sino también de su estado y desgaste, pues en ocasiones estos pueden llegar a partirse o tener su rosca muy gastada.

Estado de la llanta

Un neumático no debe tener ninguna herida, perforación o pinchazo, pues evidentemente no podrá cumplir con su trabajo. Si es posible, se debe reparar antes de salir a carretera, aunque lo mejor será instalar una llanta nueva para evitar cualquier contratiempo en la vía. Además las pinchadas en carretera pueden ser más costosas.

Rotación de las ruedas

Cada cierto tiempo, las llantas se deben rotar y cambiar de ubicación, lo cual les ayudará a tener un desgaste uniforme; esta práctica se recomienda con el fin de prolongar la vida útil de las llantas. Recuerde incluir la rueda de repuesto en esta práctica.

Taller especializado

Además de comprar llantas de fabricantes reconocidos, que garantizan mayor tecnología y seguridad, también se recomienda acudir a sitios especializados para la compra y/o cambio de sus neumáticos, donde le ofrezcan buen respaldo y garantía por el producto que se está instalando en el automóvil. Lo barato sale caro, por ahorrarse unos pesos puede perder el patrimonio o la vida.

Entradas relacionadas

Comentar