¿Quiere comprar un auto nuevo? Cosas que no deben faltarle

A la hora de comprar un auto hay una pregunta que todos se hacen ¿Qué cosas debe tener? Y ¿Cuáles no deben faltarle? La respuesta más sencilla a esta pregunta es: "depende del uso que se le vaya a dar”.

Algunos sistemas como los frenos ABS, los airbags o el manos libres, "forman parte del equipamiento de serie en todos los nuevos vehículos". Aunque también puede darse el caso de que el auto que se vaya a adquirir sea de segunda mano y no cuente con ellos. En estos casos, es algo que debe evaluarse.

Sin embargo, hay elementos que se vuelven infaltables a la hora de valorar un vehículo como: seguridad, confort, eficiencia, estabilidad y rendimiento.

Seguridad

Como siempre y más en estos tiempos, todo depende del presupuesto, pero hay sistemas que no deberían faltarle al automóvil,  como los airbags, los ABS, barras de seguridad en las puertas, carrocería con deformación programada y demás sistemas que aumenten la seguridad de los ocupantes. Pero si no está incluido, conviene gastarse un poco más en sumar estos requisitos a la lista.

Confort

El aire acondicionado hace mucho tiempo dejó de ser un capricho o un equipamiento adicional. En veranos tan calurosos como los que vivimos en la actualidad por causa del cambio climático, es casi imprescindible tenerlo para que el auto no se convierta en un horno con ruedas. Quizá no sea tan importante contar con un climatizador automático, con el aire acondicionado basta, aunque resulta muy práctico para programar qué temperatura se quiere en el interior sin tener que estar manejando continuamente los mandos del sistema de climatización.

El manos libres, sistema Parrot o bluetooth para el celular, si no está incluido, conviene gastarse un poco más en sumarlo a la lista. Tenerlo instalado en el vehículo hace que éste sea mucho más seguro y evitará la tentación de usar el teléfono móvil por el sistema tradicional, una práctica peligrosa y que acarrea multas.

Los faros de xenón,aún no están muy extendidos por todo el parque automotriz, pero para quienes conducen sobre todo de noche son muy prácticos, ya que ofrecen una mejor iluminación que los tradicionales, aunque también tienen sus detractores.

Estabilidad

Otro elemento importante es el control de estabilidad, también conocido como ESP. Suele venir de serie, pero si no, incluirlo es una decisión muy sensata. El control de tracción y todos los asistentes que le permitan conservar la estabilidad del vehículo no son un capricho como podría ser la tapicería de cuero, sino añadir seguridad que puede ser importante en cualquier momento.

El control de velocidad es también un elemento muy necesario. Con los radares funcionando a pleno rendimiento, tenerlo ayudará a respetar los límites de velocidad impuestos en cada tramo de carretera sin necesidad de ir pendiente del velocímetro en todo momento.

Eficiencia

El compromiso de los constructores europeos y algunos de otros continentes con la reducción de las emisiones de CO2 y del resto de componentes contaminantes de los gases de escape, tiene como consecuencia directa un cambio tecnológico importante en los motores de gasolina. La reducción de la cilindrada es una de las vías que está siendo estudiada actualmente.

Un aspecto a evaluar a la hora de comprar un auto es la eficiencia, donde podamos obtener el máximo rendimiento del vehículo y no se vea afectado el bolsillo con el consumo de combustible ni el medio ambiente por la emisión de gases, así que tecnologías ahorradoras y motores de bajo cilindraje con mediana y alta potencia se han vuelto infaltables a la hora de comprar un auto.

Entradas relacionadas

Comentar