Quiénes no deberían tener licencia de conducir

Día a día los conductores estamos acostumbrados a lidiar con personajes que tienen la licencia de conducir, y  todos pensamos ¿cómo hizo? O se ganó el pase en una rifa o algo por el estilo.

Hay ciertos patrones que parecen repetirse con bastante frecuencia y es por eso que hemos recopilado los tipos de conductores que seguro no deberían tener licencia de conducir en su poder.

Los que arrancan sin tener en cuenta las precauciones

Aquellos conductores que estando estacionados emprenden la marcha sin tener ninguna precaución. Antes de emprender la marcha el conductor debe: abrocharse el cinturón, cuadrar los espejos y revisar si es seguro emprender la marcha.

Con frecuencia se ve este tipo de conductor que una vez se sube al auto emprende inmediatamente la marcha, desconociendo los vehículos que están transitando en la vía. Esta acción entorpece la movilidad y puede causar accidentes.

Los que arrancan sin tener en cuenta la prelación

Es algo parecido al punto anterior pero la diferencia es que este no respeta la prelación.  Sucede en las vías principales cuando el conductor se integra al tráfico sin tener en cuenta  que hay vehículos transitando.

Los que adelantan por la derecha

No deberían darle licencia de transito y hasta deberían quitársela a quienes adelantan por la derecha y por la berma. Son esa especie de conductores que no aprendieron a hacer una fila y para agilizar su marcha nos adelantan por la derecha. Esta acción también la realizan algunos motociclistas que aprovechan el tamaño de su vehículo para estacionarse a nuestro lado y en algunos casos pasan derecho así nosotros coloquemos la luz para girar a la derecha, ocasionando accidentes.

Los que adelantan en doble línea y línea continua

Desafortunadamente esta acción es la más frecuente, los conductores desconocen las líneas pintadas en la carretera. Cuando en la mitad de los carriles está pintado con una línea continua sencilla o doble de color amarillo quiere decir que es de doble carril y es prohibido adelantar. Pero los conductores la interpretan como “acelere y adelante”, les recordamos que esta es una infracción de transito que tiene como multa 1 SMMLV, aparte de que con esta actitud podría generar un accidente de tránsito.

Los que adelantan en curva

Esta especie de conductor se manifiesta sobre todo en carretera, algunos no aceptan la velocidad en la que transitan los demás conductores y se arriesgan adelantando en la curva poniendo en riesgo a quienes transitan de forma adecuada.

Los que adelantan cerrando

Este tipo de conductor tampoco debería tener licencia de conducir, este tipo de conducta altera el flujo vehicular, pone en riesgo la integridad propia y la de los demás conductores y genera discordia y mal ambiente al conducir.

Los que se pegan al maletero del carro

Es importante mantener una distancia de seguridad adecuada entre los vehículos y como decíamos en nuestros artículos anteriores debemos mantener la distancia siempre, y aumentarla cuando las condiciones climáticas  y del asfalto no sean las más adecuadas.

Existen conductores que conducen pegados al auto forzando a que este acelere,  pero lo que seguro está acelerando es un que ocurra un accidente.

Los que se pasan el pare y los semáforos

Estos son los que definitivamente no deberían tener pase. La gran mayoría de accidentes de tránsito en las intersecciones se presentan por desatender el pare o la luz roja del semáforo.

Quien no respete las normas de tránsito

En general se debería poner en cintura a todos quienes no respeten las normas de tránsito en general. A veces Colombia parece tierra de nadie en movilidad, autos saliendo de las esquinas, de los estacionamientos, personas que no respetan los semáforos, otros que conducen en estado de embriaguez o enajenamiento, etc.

La anarquía de las calles es la que prima, la ley del más fuerte, el que más rápido pase, el que no deje pasar, el que cierra, el que adelanta en donde no debe, “el que tenga más agallas” el mas arrestado, el más valiente.... pero todo este envalentonamiento  que tenemos los colombianos se desaparece en el accidente de tránsito.

Pasan de la valentía a la pobreza, del arriesgado al desentendido y del que tiene más agallas al que primero huye. Después del accidente se vuelven inocentes, desplatados e irresponsables, claro que hay unos que no saben ni quiénes son, que le dicen al agente de tránsito “Usted no sabe quién soy yo”.

Entradas relacionadas

Comentar

Una opinión
  1. efrain dice:

    que buen acierto