¿Qué revisar en su auto antes de viajar en semana santa?

No espere hasta última hora revisar su auto si va a viajar en semana santa, ponga a punto su auto con tiempo para evitar los contratiempos y varadas en carretera. Aproveche este fin de semana para poner al día su vehículo.

Tenga en cuenta la programación de los mantenimientos de su vehículo para que no le coja el kilometraje viajando, tenga en cuenta que no debe pasar del kilometraje establecido por el fabricante para prevenir daños a futuro.

Si tiene planeado viajar en el auto en esta semana santa, tenga en cuenta las siguientes recomendaciones, para evitar esas tortuosas varadas en carretera, sea precavido y realice las siguientes revisiones con antelación.

Frenos

Es primordial revisar el sistema de frenos ya que hace parte de la seguridad suya la de sus ocupantes y obviamente la de los demás. Tenga en cuenta revisar lo siguiente.

  • Nivel del líquido de frenos.
  • Nivel de las pastillas y bandas.
  • Graduación del freno de emergencia.

Nunca complete el nivel del líquido de frenos, un nivel bajo es indicador de desgaste en las pastillas, puede ser necesario su cambio. Nunca realice cambios en el sistema de frenos el día que va a realizar el viaje. Para que no le coja la tarde realice el cambio con días de antelación para tener tiempo de sobra por si salen imprevistos.

Luces

Otro aspecto importante para la seguridad sobre todo para viajar durante la noche, además si es sorprendido sin alguna de las luces por un agente de tránsito puede hacerle un comparendo e incluso inmovilizarle el vehículo. Por esta razón, un par de días antes de viajar, puede hacer esta revisión de sus luces bajas, medias y altas, en el frente y de las luces de cruce, reversa y estacionarias detrás. En este caso los cambios son sencillos, rápidos y nada costosos, dependiendo de la tecnología de iluminación. Es de quitar y poner. Esto también depende del diseño del carro.

Cambio de aceite

Si se encuentra cerca del kilometraje para hacerlo es mejor ahora que durante el viaje, es mejor viajar con el lubricante nuevo que pasarse unos kilómetros o realizar el cambio durante el viaje, puede ser más complicado o costoso obtener una cita para el mantenimiento durante su correría. Hágalo en sitios reconocidos y con tiempo, muchos en la carretera se dan cuenta que les dejaron mal puesto el tapón del cárter o el filtro del aceite y quedaron varados.

Llantas

Son vitales para salir de viaje por carretera pues no se sabe los climas que tendrán que afrontar y en el caso de lluvia se volvería muy peligroso tener unas llantas muy gastadas que no permitan la evacuación de agua. Viajar mal de llantas es algo así como salir a caminar con unos zapatos rotos, lo dejan a mitad del camino. Si ya cumplieron con su ciclo sería ideal reemplazarlas a propósito del viaje. También tenga en cuenta revisar la presión de aire recomendada en todas las llantas, incluso la de repuesto.

En caso de que no exista el dinero suficiente  para cambiar completamente el tendido, una buena alternativa es comprar por lo menos dos llantas e instalarlas adelante en donde hay dirección y las ruedas son motrices.  Evite comprar llantas de segunda mano, para llantas usadas las suyas que ya sabe como están.

Refrigeración

El sistema de refrigeración deja demasiados varados en las vías, cuando viajamos vemos en las curvas y en las subidas autos botando vapor por el radiador. Aunque no es una avería que pueda causar accidentes si se considera fulminante, y una varada fija. El principal síntoma es un bajo nivel de refrigerante o agua en el tarro, no hay más. A veces el testigo ayuda pero a veces no indica.

Si hay problemas tiene que ir con tiempo al taller para que busquen por dónde se está escapando el agua. En algunos casos puede ser una manguera o un daño en el radiador o en la tapa del mismo. Esta búsqueda puede ser demorada y su arreglo también.

Si no hay tiempo o plata para ir, el viaje es inaplazable y el escape de agua no es dramático, cargue con agua dentro del carro y haga paradas periódicas para completar el nivel. De lo contrario, evite viajar.

Correa de repartición o cadena

Este es un daño que puede dañar un paseo aunque no implique riesgos de seguridad y no hay ningún síntoma que avise del final de este elemento cuya rotura conlleva daños medianos y hasta mayores para el motor. Tenga en cuenta lo que dice el manual de propietario o su mecánico de confianza y lleve las cuentas para hacer el cambio de esta correa de repartición dentro del tiempo recomendado. Así no esté deteriorada, no se debe volver a montar. Los carros con cadena de repartición están exentos de este procedimiento. Realice dicho cambio con tiempo, para contrarrestar cualquier contratiempo, en caso de que quede muy ajustada o suelta.

Aproveche la entrada al taller para revisar de paso suspensión, dirección y transmisión, todo es importante a la hora de prevenir una varada o un accidente. No olvide conducir dentro de los límites de velocidad, respete las normas de transito, evite el consumo de bebidas alcohólicas mientras conduce y  que tenga una semana santa de reflexión, paz y tranquilidad.

Entradas relacionadas

Comentar