¿Qué fallas puede presentar un auto si no se usa frecuentemente?

Es posible que lleve algún tiempo sin usar su auto por diferentes motivos, está usando diferentes alternativas para movilizarse como la bicicleta, moto o servicio público.  Quizás tenga que emprender un viaje de negocios o vacaciones donde se vea obligado a dejar su auto estacionado por un tiempo prolongado.

También es muy habitual que en los núcleos familiares en los que se tiene más de un auto haya uno de estos automóviles que se use de forma más esporádica o que incluso se lleve unas cuantas semanas sin moverse del mismo estacionamiento.

Mantener por mucho tiempo estacionado el vehículo sin usarlo puede ocasionar diferentes averías en muchos de los sistemas del auto. A continuación mencionaremos las posibles fallas que se pueden presentar si lo deja estacionado sin uso por mucho tiempo.

El motor

En nuestra mente tenemos la idea que el motor no se desgasta sino lo ponemos en marcha, en realidad el sistema necesitan funcionar con cierta regularidad para no deteriorarse. La mayoría de motores se lubrican durante el funcionamiento, ya sea por salpicado o por presión de aceite. Es cierto que algunos motores trabajan por sistemas de Cárter seco y tienen válvulas antirretorno que mantienen la lubricación hasta en las partes altas del motor, sin embargo los efectos de la gravedad hacen lo propio y el aceite se escurre hacia el fondo, dejando las paredes de los cilindros y los segmentos de los pistones completamente secos. Esto genera oxido en los cilindros, los anillos y pistones, también se produce el agarrotamiento de las piezas por falta de lubricación.

Circuito de refrigeración

En los motores refrigerados por aire no hay ningún problema, pero en la inmensa mayoría de propulsores, que son refrigerados por agua (vamos a llamarle agua, aunque en realidad sea refrigerante), los períodos de inactividad pueden provocar averías gravísimas. Además de un desgaste mayor en los manguitos de agua  al resecarse, la bomba de agua se puede agarrotar por el óxido, el termostato, quedarse pegado por falta de uso, y el radiador, obstruirse por decantación de todas las partículas que suele llevar el agua en suspensión.

Fuga de aceite

Los empaques, juntas y retenes del motor necesitan mantenerse en contacto con el aceite para hidratarse. Cuando el motor pasa mucho tiempo estacionado, los empaques se resecan y empiezan a presentar grietas y por efecto de la temperatura reducen su tamaño. Aunque no lo parezca, las menos graves son las fugas hacia el exterior, porque ésas las vemos y nos ponen en alerta. El problema son las fugas internas, principalmente, por los retenes de las guías de válvulas. Si al poner en marcha el auto aceleramos y al soltar el pedal vemos un humo azulado en el escape. Tal vez estamos frente a una fuga interna.

Problemas de distribución

La mayoría de los motores actuales montan impulsadores hidráulicos para accionar las válvulas, funcionan de maravilla y evitan muchos desgastes. Como su nombre indica, trabajan con aceite, por lo que si no se usa con frecuencia el auto, pierden el cebado ysu funcionalidad. Si al encender el vehículo oímos un traqueteo en la parte alta del motor, debemos esperar unos 5 minutos para que ceben y que el ruido desaparezca. Si transcurrido un tiempo prudencial el ruido persiste, alguno de los taqués falló por falta de uso.

Neumáticos

Si va a tener su auto estacionado durante una larga temporada, lo ideal es que lo deje apoyado en unas torres para que el peso no deforme los neumáticos. Si no es posible, lo mejor es que infle las ruedas con 1,5 bares más de presión que la recomendada por el fabricante, así, la cubierta no queda tan plana apoyada en el suelo y no se deforma tanto. De lo contrario, cuando salga a rodar notará vibraciones y ruidos en la dirección.

Sistema de frenos

Éste es un punto muy crítico. La mayoría de la gente no sabe que el líquido de frenos hay que cambiarlo obligatoriamente cada dos años, haga cero o un millón de kilómetros. El motivo es que este líquido está compuesto por un éter que es hidrófilo, por lo que absorbe el agua que hay en la atmósfera y poco a poco se va hidratando. La presencia de agua en el circuito de frenos provoca dos problemas:

  • Reduce la temperatura a la que el líquido de frenos empieza a hervir y la ebullición de este líquido provoca burbujas que se comprimen y alargan el recorrido del pedal, llegando incluso a dejar de frenar. Es lo que se conoce como fadding del líquido de frenos.
  • Los elementos del sistema de frenado se pueden oxidar, no tanto las mordazas de freno sino los grupos hidráulicos de los sistemas de ABS, cuya sustitución es muy cara.

Estas y muchas otras fallas se pueden presentar si dejamos por mucho tiempo un vehículo estacionado y sin darle un uso regular. Es necesario seguir algunas recomendaciones si va a dejar el auto quieto por algún tiempo como: desconectar la batería, aumentar la presión de los neumáticos, protegerlo del medio ambiente y contar con alguna persona que lo encienda ocasionalmente.

Entradas relacionadas

Comentar