¿Puede ser indemnizado por el mal estado de la carretera?

Caer en alcantarillas destapadas, huecos o sufrir un accidente por causa de mala o deficiente señalización o por falta de mantenimiento de las vías, genera a diario cuantiosos daños a los vehículos que su dueño debe reparar con plata de su bolsillo.

Esto en el mejor de los casos, pero cuando por estas mismas razones la situación es peor y se presenta un accidente grave con muertos y heridos, ¿en esta situación que puede hacer un conductor?

¿Quién responde por los daños?

Cuando el accidente ocurre por causa de mala señalización en una vía en concesión, la Agencia Nacional de Infraestructura  (ANI), es la primera instancia a donde se debe acudir para que esta entidad, notifique a la concesión sobre el hecho y le exija a asumir la responsabilidad.

Si es una carretera nacional, el Invías debe asumir la responsabilidad, o los municipios en el caso de carreteras veredales.

En Bogotá, la primera responsable es la alcaldía local a donde pertenece la vía en donde ocurrió el accidente. Es allí a donde debe acudir la víctima a solicitar una investigación.

La alcaldía está obligada a citar a un comité que determine de quién es el hueco, alcantarilla, andén, poste o árbol que provocó el accidente y le traslada la responsabilidad a esa entidad nacional, distrital o privada para que asuma su responsabilidad.

 A quien le pertenece

Todo lo que uno ve, pisa y recorre en el espacio público tiene su dueño y es este quien debe asumir su mantenimiento para que no se convierta en un peligro tanto para conductores como para peatones.

Una alcantarilla en Bogotá puede pertenecer a la Empresa de Acueducto, a la Empresa de Teléfonos o a Codensa; la falla en un andén puede ser atribuible a cualquiera de estas entidades o al Instituto de Desarrollo Urbano (IDU); un árbol puede estar al cuidado del Jardín Botánico o la Secretaría de Ambiente; un poste puede ser de luz o de teléfono.

En caso de realizar algún trámite o reclamación se debe contar con un elemento probatorio: un informe de la policía, de la fiscalía local o seccional en caso de personas fallecidas, un informe de transito, cualquier elemento que clasifique y registre el hecho con detalles.

También pueden ser tomados como evidencias, el levantamiento del cuerpo (en caso de fallecimiento), la valoración medica de los heridos por parte de medicina legal y la investigación que realiza la Policía Nacional y las entidades privadas de reconstrucción de accidentes, estos elementos son claves para determinar con exactitud que sucedió y definir posibles responsables.

En caso de que ocurra un accidente de tránsito causado por el mal estado de la carretera y en cualquier situación, el primer paso antes de emprender acciones judiciales es la conciliación, pero si no hay acuerdo los afectados pueden alegar reparación directa.

Esto aplica para todas las calles y carreteras nacionales, pero lo único que cambia es la persona jurídica responsable del hecho.

Entradas relacionadas

Comentar