Problemas de una suspensión neumática más típicos

Ya conocimos cómo funciona el sistema de suspensión neumática, conocimos su funcionamiento y las ventajas y desventajas.

Este sistema se ha utilizado de gran forma en los vehículos comerciales de pasajeros y de carga por sus ventajas a nivel de distribución de altura en el momento de carga y descarga. También para distribuir el peso para atravesar la topografía, sobre todo en curvas y por accidentadas cordilleras.

En la entrada de hoy vamos a conocer los principales problemas que existen en la suspensión neumática.

Fugas de aire

Dado que las suspensiones neumáticas funcionan con aire, es relativamente común que se produzcan fugas de aire cuando hay un problema. Las diversas partes de la suspensión ofrecen diferentes vías de escape, que incluyen unos sellos de goma que son susceptibles a agujeros y perforaciones.

Dado que hay varios componentes que pueden ser los culpables de dichas fugas, es imperante consultar con un técnico profesional que esté familiarizado con las diversas partes involucradas en la suspensión neumática de su vehículo.

Hay varias señales de advertencia de estar sufriendo una fuga. Por ejemplo, se experimenta un viaje más incómodo porque no puede absorber el impacto de los baches, y todo ese movimiento fluye a través del sistema sin nada que lo amortigüe.

También se puede notar que el compresor de aire está funcionando constantemente para mantener las cámaras de aire correctamente infladas. Cuando hay una fuga, el compresor seguirá funcionando. Además de eso, la altura del vehículo disminuirá o se hundirá hacia el lado donde está la cámara de aire dañada.

Mal funcionamiento del compresor

Como mencionamos anteriormente, las cámaras de aire que sostienen el auto se llenan de aire gracias a un compresor. Si este comienza a fallar o no funciona bien, las bolsas no se llenarán de aire, lo que permitirá que el auto roce los bajos continuamente.

El compresor se basa en un motor que genera aire, así que si no opera como debe ser, es posible escuchar ruidos extraños relacionados con él. También se puede experimentar que el vehículo se siente más bajo de lo normal en un día determinado. Si es el caso, el problema debe tratarse de forma inmediata.

Humedad excesiva en el sistema

El aire comprimido dentro de un sistema de suspensión neumática contiene cierta humedad que puede acumularse y provocar daños graves. Este problema se debe a un mal funcionamiento del conjunto del secador de aire, un componente diseñado para eliminar la humedad del aire comprimido. La humedad excesiva en el sistema de la suspensión podría resultar en óxido y, por tanto, derivar en corrosión.

Revisar el sistema para detectar daños físicos como el óxido es la forma más fácil de determinar si hay demasiada humedad en el aire comprimido. Este problema también puede afectar las capacidades de nivelación, el compresor o el rendimiento general de la suspensión, por lo que también habría que verificar la postura y el rendimiento del auto. Si va más bajo o está hundido en una esquina o lateral, o si estás experimentando un viaje más bacheado de lo normal, podría deberse también a este motivo.

Comentar