Porche 928: potencia, confort y lujo

porsche 928

A principios de los años 70 Porsche andaba en búsqueda de un modelo que pudiera sustituir al mítico Porsche 911. Era un vehículo que, a pesar de vender bien y tener reputación, no terminaba de ser cómodo ni totalmente funcional para el mercado más "general" de los coches de lujo.

El vehículo que diseñaron y produjeron para sustituir al 911 fue este Porsche 928. Un coche cuyo diseño era tan, tan bueno que en sus 17 años de vida (1978-1995) prácticamente no sufrió ni un cambio de diseño.

¿Qué más tenía de especial este clásico de la marca Porsche? Tendrán que seguir leyendo para descubrirlo.

El nuevo gran coche deportivo de Porsche

Ese fue el nombre con el que Ferdinand Porsche presentó en la revista Christophorus este 928 en marzo de 1977. La campaña mediática de este modelo fue muy extensa, ya que además se llevó el vehículo a otras numerosas revistas y a ferias tan importantes como el Salón del Automóvil de Ginebra en 1977.

El diseñador y mayor valedor de este modelo, Ernst Fuhrmann, estaba convencido de que el 911 sería el superventas más grande de toda la historia de la marca. Las críticas positivas de las revistas y la buena acogida en las ferias hacia presagiar lo mismo. Sin embargo, eso no ocurrió.

Muchos premios, pocas ventas

Las ventas del Porsche 911 fueron muy, muy lentas. Su precio base era altísimo para la época (muy superior al Porsche 911) y había una característica técnica que no gustaba a los amantes de la marca: el motor delantero refrigerado por agua. Acostumbrados al motor trasero, los seguidores de Porsche renegaban de este modelo.

Al menos, este modelo pudo presumir de ganar premios allá donde iba. Fue elegido coche deportivo del año por la revista Stuttgarter Autozeitschrift, consiguió una medalla de oro del Instituto Británico de Transporte y Automóviles y, sobre todo, fue nombrado Coche del año en Europa en 1978 por delante de dos duros competidores como el BMW Serie 7 y el Ford Granada.

Todo el éxito que hubo en los premios, no se veía reflejado en las ventas. Aun así, el modelo compartió durante esos 17 años el mercado con el Porsche 911 y otros modelos que le siguieron posteriormente.

Un modelo muy longevo

A pesar de no vender excesivamente bien, el número de ventas en Estados Unidos no era nada malo. Su gran motor V8 le permitió ser el coche más rápido del mundo en 1986 (277 km/h) y eso también atrajo a muchos coleccionistas y amantes de la velocidad.

Durante sus 17 años de vida se produjeron casi 62.000 Porsches 928, vendiéndose la mayoría de ellos y siendo, hoy en día, una joya muy económica en el mercado de los automóviles clásicos.

Teniendo en cuenta que este modelo, si nos fijamos en el valor de la moneda de ese momento, es probablemente uno de los Porsches más caros de toda la historia, no están mal esas ventas, ¿verdad?

Un clásico al alcance de muchos

Debido a que, como hemos comentado antes, los amantes de Porsche no quedaron muy satisfechos con este Porsche 928, hoy en día se pueden encontrar modelos en muy bien estado por unos 25.000 dólares. Teniendo en cuenta el gran coche que es, ese precio es realmente una ganga para cualquiera que se haya enamorado de su diseño.

No consiguió relevar al Porsche 911, pero hizo su hueco en la historia con su avance de diseño y motor. ¿Quizás el Porsche 928 llegó demasiado temprano al mercado? Puede ser, pero como todos los vehículos tuvo su parte de éxito más reconocida en el mundo de la crítica especializada que la del público en general.

Entradas relacionadas

Comentar