¿Por qué se recalienta un motor?

Sin importar el modelo del carro o que tan lujoso sea puede recalentarse. Las causas se reducen a refrigeración. En muchas ocasiones sucede sin que el conductor se percate porque los testigos del motor no funcionan o no lo detectan.

El recalentamiento se da cuando los problemas del motor generan más calor del que los propios sistemas del vehículo pueden controlar o evacuar. Estos problemas se presentan por perdida del liquido refrigerante, por alguna fuga en una manguera, por daños en el radiador o sus tanques, fallas en la bomba, en el  ventilador, una correa reventada o girada, daños en la tapa del radiador, el termostato o la pera de temperatura.

Fuga en el radiador

Se encarga de disipar el calor en el motor del vehículo. Cuando el motor bombea líquido refrigerante, este circula por el motor absorbiendo el calor para terminar en el radiador. Es allí donde se enfría para que el motor del  carro esté a una temperatura adecuada. Una fuga durante este proceso es el comienzo de una llamada al mecánico. Puede ser que las mangueras o el radiador estén agrietados, o bien exista alguna obstrucción por suciedad o falta de mantenimiento.

El ventilador

Su función es dejar pasar el aire externo a través del radiador y disipar la temperatura del mismo, logrando que el líquido refrigerante baje su temperatura y vuelva a introducirse al motor. Se necesita una buena circulación de aire en el radiador para que no suba la temperatura y afecte los líquidos que se almacenan allí.

Tarro de depósito

Asegúrese que la tapa cierre perfectamente. Si no es así, cámbielo.

Bomba de agua

Podríamos decir que se trata del corazón del sistema de enfriamiento. Su función es hacer circular el líquido refrigerante por el motor y los ductos de calefacción. Ésta solo se daña cuando ya no hay agua en ella. Suele tener una vida útil bastante larga.

Termostato

El termostato juega un papel muy importante en el sistema, ya que controla la temperatura del motor. En un 98% la falla del termostato se debe al oxido, provocando que se quede pegado y el refrigerante no fluya a la zona de enfriamiento. También es posible que el embolo del termostato se recueste hacia el resorte quedándose pegado.

Tránsito

Cuando el motor se sobrecalienta por exceso de tránsito, lo más probable es que sea consecuencia de que el auto se encuentra detenido la mayor parte del tiempo, y no circula el suficiente aire por el motor para poder enfriarlo. Para regresar al motor a una temperatura normal, se recomienda apagar el aire acondicionado inmediatamente y encender la calefacción en la máxima velocidad del ventilador. La calefacción forma parte del sistema de enfriamiento, y al encenderlo se libera parte del calor del motor, permitiendo que la temperatura del refrigerante baje un poco. En aquellos vehículos donde el ventilador se encuentra accionado por una banda, es posible enfriar el motor colocando el auto en neutral y acelerando, para que fluya una mayor cantidad de aire por el motor.

Calentamiento en carretera

Lo más probable es que exista alguna falla en el sistema de enfriamiento como radiador obstruido, falta de refrigerante o falla en la bomba de agua. En cualquiera de los tres casos se recomienda apagar de inmediato el aire acondicionado, encender la calefacción en la máxima velocidad y detener el motor inmediatamente. Una vez que su auto esté estacionado, levante el capó espere a que el motor se enfríe aproximadamente 15 minutos y revise si hay fugas de refrigerante, mangueras rotas o desconectadas, o si el radiador está obstruido.

Tapa del radiador

Lo primero que debe hacer ante un sobrecalentamiento es mirar si la tapa del radiador está atascada. Con el tiempo, o en viajes largos, insectos, hojas y otra suciedad obstruyen la rejilla del radiador evitando una correcta ventilación.

Entradas relacionadas

Comentar