Pontiac GTO: el primer muscle car

pontiac gto

En el año 1964 existía un problema: la clase media o baja no podía acceder a los coches deportivos. A pesar de que algunas marcas habían bajado los precios de su gama alta, era difícil acceder a ella salvo que su bolsillo estuviera bastante lleno.

Pero entonces, en 1964, llegó al mercado el Pontiac GTO y revolucionó el mercado. No porque vendiera más que ninguno. No porque fuera un coche diseñado 100 veces mejor que el resto. Revolucionó el mercado por ser el primer muscle car.

¿Y qué es un muscle car? ¿Qué importancia tuvo el Pontiac GTO en la "inauguración" de esta categoría? ¿Por qué no triunfó tanto como otros como el Ford Mustang? Tendrán que descubrirlo en este artículo.

¿Qué es un muscle car?

Comencemos por el principio. No podrán comprender la importancia del Pontiac GTO sin saber cuál es la definición de muscle car:

Un muscle car es un automóvil de tamaño medio-grande, deportivo y con un diseño llamativo a la par que agresivo. Su motor es potente, suelen ser de procedencia norteamericana, de dos puertas y con un precio accesible al público general.

Es importante recalcar varios puntos de esta definición. En primer lugar, estos muscle car eran económicos y accesibles al gran público, a pesar de tener potentes motores y un diseño 100% deportivo. Y en segundo lugar, el motor del vehículo solía ser muy superior a lo que otros modelos parecidos a ellos tenía en la época, por lo que consumían bastante combustible.

El ejemplo más claro de muscle car de la actualidad es el Dodge Charger, ya que es un vehículo potente y deportivo con un precio muy alejado de los clásicos Porsche, Ferrari y otras marcas de lujo.

Pontiac GTO: una historia corta e intensa

La historia del Pontiac GTO, al menos su primera etapa, es corta e intensa. Tan solo fueron producidos desde 1964 hasta 1974 por parte de la marca Pontiac, que buscaba ir más allá y crear un modelo que aunara todas las cualidades de sus Pontiact Tempest y Pontiac Ventura. Y lo consiguió.

Había bastante expectación por este muscle car, pero algo tiró por tierra todas las expectativas de superventas de Pontiac: la crisis del petróleo de los años 70. Si lo piensan, precisamente en mitad de una crisis de petróleo un muscle car, que consume mucho combustible, no es lo más atractivo.

Por este motivo el Pontiac, y otros tantos modelos americanos de corte similar, fueron avasallados por los económicos sedanes europeos desde 1969. Es triste que un vehículo como este pasara sin pena ni gloria por su época, cuando hoy en día es uno de los autos clásicos más codiciados.

pontiac gto 2004

Versión de 2004.

La 2º oportunidad del GTO

En 2004 la empresa australiana Holden decidió rescatar al Pontiac GTO y creó una pequeña variación del Holden Monaro nombrándola como la nueva versión del Pontiac GTO. Lo equiparon con un motor LS2 similar al del Holden Corvette e hicieron las delicias de cientos de coleccionistas que siempre desearon tener un Pontiac en sus garajes.

Esta pequeña segunda oportunidad solo duró desde 2004 hasta 2006, ya que a partir de ese año Holden volvió a dejar de lado al Pontiac para centrarse en otros modelos más rentables.

Un auto clásico muy televisivo

El GTO no es solo el primer muscle car, sino que también es uno de los coches más utilizados en cine, televisión e incluso vídeojuegos. Podrán verlo en películas como "XXX", "Sex Drive", "El último viaje", "Boyhood" o incluso en la serie creada para la película Cars llamada "Cars Toons".

En vídeojuegos es un clásico de toda la saga Need for Speed y también ha aparecido en diferentes ediciones de las sagas de XBOX Forza Motorsport y Project Gotham Racing.

¿Cuánto cuesta un Pontiac GTO de segunda mano?

Podrán obtener este vehículo si son capaces de reunir alrededor de de 30.000 dólares para las versiones del '69 o '67, que son las más codiciadas en los mercados de clásicos. ¿Estarían dispuestos a gastarse ese dinero en el GTO o preferirían hacerlo en otro clásico?

Entradas relacionadas

Comentar