Nunca deje un niño solo dentro del auto

Puede resultar insólito, pero suele suceder que algunos conductores por olvido o por alguna circunstancia, dejan a bebes o niños dentro del auto.

Aunque sea por “un momento” hay que tener muy en cuenta que cuando hace calor en el exterior, dentro del habitáculo este se multiplica, alcanzando temperaturas extremas.

Es recomendable dejar a los niños en el asiento trasero detrás del pasajero, no del conductor. Tenga en cuenta los siguientes consejos sobre seguridad infantil que pueden ahorrarle un susto.

El golpe de calor

El  golpe de calor  en niños y bebes es un riesgo que está latente en época de verano. En un día de 36 ºC, la temperatura en el interior de un automóvil puede subir a 67 ºC en apenas 15 minutos y causar la muerte de un niño en menos de una hora.

El aparato respiratorio de los niños se encuentra en desarrollo y esto hace que sea más vulnerable al agotamiento por golpe de calor. La temperatura de un niño puede subir hasta cinco veces más rápido que en un adulto.

La proporción superficie de piel/masa corporal es mayor en los niños, lo que les lleva a acumular más calor.

El porcentaje de agua en su cuerpo es mayor que en los adultos.

Tienen menos autonomía para beber. Los niños no son conscientes de que tienen sed y a veces se olvidan de beber, por ello tienen más probabilidades de deshidratarse.

Si un niño se quedara dentro del auto a 36 ºC, su temperatura corporal podría aumentar hasta los 42 o 43 ºC y en un periodo entre 30 minutos y una hora, este golpe de calor, llamado hipertermia, podría causarle la muerte.

Síntomas del golpe de calor

Si quiere saber cómo actuar ante el golpe de calor tome atenta nota de lo que viene a continuación. Es importante actuar inmediatamente ante los avisos que el cuerpo da.

  • Fiebre y piel muy caliente.
  • Respiración agitada y aumento de la frecuencia cardiaca.
  • Dolor de cabeza.
  • Irritabilidad.
  • Vómito.
  • Sed muy intensa.
  • Decaimiento y disminución del nivel de consciencia.
  • Convulsión en los casos más graves.

Para bajar la temperatura corporal se recomienda aplicar compresas frías en su cabeza o sumergirlo en agua tibia. Asimismo se recomienda darle de beber agua o líquidos con sales (suero), y utilizar un ventilador.

A diferencia de lo que se pueda pensar, olvidarse de un niño en el auto no sólo les pasa a los “malos padres”; podría pasarle a cualquiera. Sólo hay que incluir los mecanismos de prevención necesarios en nuestro día a día para evitar que esto ocurra.

Entradas relacionadas

Comentar