Normas Euro 6

Es una norma europea sobre emisiones contaminantes, es un conjunto de requisitos que regulan los límites aceptables para las emisiones de gases de combustión interna de los vehículos nuevos vendidos en los Estados Miembros de la Unión Europea.

En 2017, las normativas y reglamentos giraron en torno a la contaminación y al medio ambiente. La discusión se centró en las emisiones de los vehículos y el debate terminó en las normas 6c y 6d, conózcalas.

¿Qué es Euro 6?

Estas normas para vehículos ligeros están enumeradas del 1 al 6, siendo la norma Euro 6 la más reciente. La Euro 6 es la normativa más actual y se aplica a todos los vehículos registrados a partir del 1 de septiembre de 2015 (incluido). Esto se traduce en que todo vehículo comercializado en un país europeo después de esa fecha debe cumplir con la normativa Euro 6.

La normativa europea, que inicialmente solo se aplicaba a vehículos pesados, desde 1991 se aplica también a los vehículos ligeros. En estos últimos años, las emisiones de óxidos de nitrógeno de los vehículos diésel se han reducido considerablemente, y la tendencia es imparable.

Los fabricantes se ven obligados a fabricar autos y camiones menos contaminantes. Los fabricantes tienen la obligación de cumplir con los niveles cada vez más exigentes de emisión de partículas y óxidos de nitrógeno (NOx).

¿Cómo funciona?

La norma Euro 6 está demarcada en el reglamento 715/2007 adoptado por la UE (cuyo objeto establece requisitos técnicos para la homologación de tipo de los vehículos de motor y las piezas de recambio). Se instituyen unas disposiciones acerca de las emisiones de los vehículos en cuatro categorías M1, M2, N1 y N2, con una masa de referencia de 2.620 Kg. La norma pretende igualar la polución de los modelos diesel con los de gasolina. Además incluye un margen de emisiones de 130 mg/km, para toda la gama de un fabricante.

 Diesel

Para los vehículos diésel de la categoría  M y N1, cuya masa de referencia sea inferior a 1.305 kg, los límites siguientes:

  • Monóxido de carbono (CO): 500 mg/km (no hay cambios respecto a la norma Euro 5).
  • Partículas materiales (PM): 5 mg/km.
  • Óxidos de nitrógeno (NOx): 80 mg/km (reducción de más de un 50% respecto a la Euro 5, que era de 180 mg/km).
  • Masa combinada total de hidrocarburos (HCT) y óxidos de nitrógeno (NOx): 170 mg/km (230 mg/km de la Euro 5)

Gasolina

Para los vehículos de gasolina de la categoría M y N1 de gasolina, se mantienen los límites de emisiones establecidos por la anterior norma, la Euro 5:

  • Monóxido de carbono (CO): 1.000 mg/km.
  • Partículas materiales (PM), pero únicamente en los motores de inyección directa: 5mg/km.
  • Óxidos de nitrógeno (NOx): 60 mg/km.
  • Masa total de hidrocarburos (HCT): 100 mg/km.
  • Hidrocarburos no metanos (HCNM): 68 mg/km.

El objetivo no ha sido tanto reducir el CO2 sino establecer límites más bajos para las emisiones de vehículos en lo referente a partículas y óxidos de nitrógeno. Desde la llegada de la primera Euro, las emisiones  de trafico se redujeron sustancialmente, sin embargo se encontró que las partículas son más peligrosas aun, están detrás de la muerte de las abejas y que incluso aumentan el colesterol y lo más grave de todo provocan 7 millones de muertes en el mundo, así que llegaba el momento de actuar.

Euro 6c y 6d

Las marcas conocían que habría que fabricar autos menos contaminantes, pero no contaban con un modo de medir más estricto para calcular el resultado. Así pues, tenemos un examen más complicado (el ciclo WLTP) y una nota de corte más difícil de alcanzar.

  • Euro 6c: Estándar para las mediciones de WLTP (en laboratorio). Entró en vigor en septiembre de 2017 para nuevas homologaciones y es obligatoria para todos los modelos desde septiembre de 2018. Limita el NOx a 60 y 80 mg/km en gasolina y diésel, respectivamente.
  • Euro 6d-TEMP: Es el que se utiliza para las mediciones de RDE. También entró en vigor para nuevas homologaciones desde septiembre de 2017, si bien será el 1 de septiembre de 2019 cuando todos los modelos deban cumplirla. Se permite una desviación del 110% respecto a los valores logrados en laboratorio, por lo que los vehículos de gasolina pueden emitir 126 mg / km mientras se prueban en la carretera, los automóviles diésel 168 mg / km.

Todo va encaminado a la llegada del Euro6d, donde los registros obtenidos en laboratorio y en condiciones reales de conducción no podrán desviarse más allá del 50%. De este modo, un vehículo de gasolina tendrá que mantenerse por debajo de 90 mg/km, mientras que los diésel deberán mantener sus emisiones de NOx por debajo de 120 mg / km.

Métodos de análisis

Los consumos de los carros obedecen a muchísimos factores: temperatura, velocidad, carga, aerodinámica, neumáticos, estado de ánimo del conductor. Por tal razón se someten a pruebas que determinan el consumo real homologado y las emisiones a través de pruebas cada vez más exigentes, se empezó con el ciclo europeo NEDC (New European Driving Cycle) que se ha utilizado desde los 90 para homologar los consumos y las emisiones de los autos nuevos del viejo continente ha quedado completamente obsoleto. Ahora tiene un sucesor que será además mucho más fiable y realista el WLTP.

Qué es el WLTP

A grandes rasgos, diríamos que el WLTP es una nueva vara de medir consumos y emisiones cuyo principal objetivo es que el resultado de los ensayos que se realizan en los laboratorios se asemeje con mayor precisión a los obtenidos durante una conducción real, teniendo en cuenta los avances de la tecnología que hay en la actualidad. Es, por tanto, un sistema de estudio más intenso y fiable que el NEDC.

A pesar de ello, ambos (NEDC y WLTP) podrán convivir vigentes hasta 2020, pero ya todos los automóviles nuevos que se vendan a partir de 2019 tomarán como referencia el nuevo ciclo para medir sus emisiones de CO2 y el Impuesto de Matriculación, que podrá verse afectado. El WLTP no supondrá cambio alguno, por el contrario, para los vehículos matriculados antes del pasado septiembre.

Entradas relacionadas

Comentar