¿Quiere evitar que su coche huela a tabaco?

olor a tabaco coche

Quitar el olor a tabaco del coche es difícil porque, no solo hay que quitar el olor de las alfombrillas y sillones, sino también del aire acondicionado. Y esa segunda parte es más que complicada, ya que es muy caro hacerlo y difícil si no tiene mucha idea de mecánica.

Si se limitas a limpiar el coche (alfombrillas, sillones y tapicería), podrá eliminar gran parte del olor, pero lo más probable es que ese olor vuelva en cuanto utilice de manera regular el aire acondicionado. Por ese motivo en esta guía no solo le explicaremos cómo limpiar su coche, sino también el sistema del aire acondicionado.

¡Vamos a librarnos del olor a tabaco!

1. Materiales necesarios

Para hacer esta limpieza de manera profunda necesitará tres elementos:

  1. Aspiradora
  2. Limpiadora a vapor o presión
  3. Ambientador

2. Limpieza general

Lo primero que deberá hacer es una limpieza total y absoluta del coche. Coja la aspiradora y comience a sacar toda la suciedad de las alfombrillas, sillones y de la tapicería. Por supuesto, no olvide limpiar el cenicero, el volante y toda la tapicería con un trapo húmedo.

Es importante que abra el coche mientras lo limpia y que las alfombrillas estén tendidas en algún lugar durante unas cuantas horas. De esta manera nos aseguraremos de que el olor a tabaco se va bien lejos.

2. Limpieza a vapor

Ahora le toca a la limpiadora a vapor. Utilízela sobre todo para extraer el olor de las sillas del coche, ya que el olor a tabaco tiende a permanecer mucho más en estos lugares antes que en la tapicería o alfombrillas.

3. Sistema de ventilación

Una vez el coche esté tan limpio por dentro que parezca recién salido del concesionario será el turno del sistema del aire acondicionado. Coja su bote de ambientador, encienda el aire acondicionado con las puertas del coche abiertas y póngalo a la máxima potencia. En ese momento eche una buena cantidad de ambientador dentro de cada uno de los conductos de ventilación del coche para limpiar el olor a tabaco.

4. Entrada de aire

Busque en el motor la toma de aire, que dependiendo de su modelo podrá estar en un lugar o otro. Si no la encuentra, solo tendrá que mirar las instrucciones de su manual para localizarlo. Una vez lo encuentre, vuelva a echar ambientador encima de él hasta que penetre en el sistema, algo que podrá notar yendo dentro del coche y viendo si el olor llega allí.

5. Tratamiento de choque de ozono

Si ninguno de los 4 pasos anteriores logra eliminar el olor a tabaco, tendrá que realizarle a su coche un tratamiento de choque de ozono. Este tratamiento se encargará de eliminar cualquier bacteria y olor del vehículo para que nunca jamás permanezca allí. Eso sí, tendrá que comprar o alquilar un generador de ozono para hacer el tratamiento.

Siguiendo estos 5 pasos es literalmente imposible que el olor a tabaco no se vaya de su automóvil. Podrá volver a entrar, oler aire fresco y no sentirse agobiado o asfixiado dentro de su propio vehículo.

¿Conoce algún sistema alternativo para eliminar el olor? Si es así, comente y ayúdenos a conocer más maneras de quitar el olor a tabaco.

Entradas relacionadas

Comentar