Mercedes-Benz GLS 2020

La nueva generación de esta camioneta de siete puestos llega al país en versión GLS 450, que tiene un motor turbo de gasolina y un sistema mild-hybrid. La tercera generación del SUV alemán se presentóen el pasado salón de Nueva York, con un motor V8 biturbo.

El nuevo GLS es más largo que su antecesor, presentando una medida de 5,2 metros, en el caso de la versión 450, mientras que la más potente, con la denominación 580, apenas supone un centímetro extra (5,21 metros). Recordemos que, en su segunda etapa de vida, la que se vende actualmente, tiene una longitud de 5,13 metros.

Características técnicas

En cuanto a la oferta mecánica, habrá versiones turbodiésel de seis cilindros (GLS 350d de 286 hp y GLS 400d de 330 hp) y gasolina con turbocargador (GLS 450 V6 de 367 hp y GLS 580 V8 de 489 hp). Ambos vienen con caja automática 9G-Tronic (en opción con bajo) y una suspensión neumática con función Airmatic, que analiza las condiciones del camino para ajustar automáticamente todo el sistema y ofrecer una marcha más cómoda.

Al igual que otros modelos de Mercedes-Benz, la GLS viene con un sistema EQ Boost, que adiciona a los motores de gasolina una máquina eléctrica (asociada a la red de 48 V) con 22 hp de potencia, que no puede mover por sí sola al vehículo, pues solo ayuda al motor de combustión en los períodos de aceleración, recupera energía en las frenadas y actúa como motor de arranque.

Diseño

Mercedes-Benz GLS, el buque insignia entre sus SUVs y rival de modelos como BMW X7 o Range Rover LWB. Con 5,21 metros de largo y 3,14 metros de distancia entre ejes, no cabe duda que los siete pasajeros pueden viajar con un elevado nivel de confort.

Destacables son los grupos ópticos de la Mercedes-Benz GLS 2020: cuentan con tecnología LED Multibeam. Según el fabricante, los mismos tienen la capacidad para iluminar hasta 650 metros. Eso sí, sigue con la línea de diseño de sus hermanas menores: demostrando lujo y exclusividad en toda la gama.

Esta Mercedes Benz GLS ahora es más larga en 7.7 centímetros hasta los 5.2 metros y más ancha en 2.2 centímetros hasta los 1.95 metros frente a la edición anterior.  Esto se traduce también en un aumento en la distancia entre ejes de 6 centímetros que le confiere un mayor espacio interior. Todos los asientos tienen ajuste eléctrico y la segunda y tercera banca pueden abatirse con mandos eléctricos para ofrecer una zona de carga de hasta 2.400 litros.

Interior

La cabina de este enorme SUV viene con la interfaz MBUX y todos sus asientos son de regulación 100% eléctrica, incluso para abatirlos y ampliar la capacidad del baúl. Según Mercedes-Benz, en la tercera banca se pueden sentar personas de hasta 1,94 metros de estatura y se puede pedir calefacción para todas las plazas y un climatizador con cinco zonas.

Dentro de los elementos de confort que se pueden añadir en la Mercedes-Benz GLS están un cargador inalámbrico adicional, pantallas de 11,6 pulgadas para la parte posterior, comandos independientes para funciones de climatización y entretenimiento, puertos USB adicionales, apoyacabezas y sillas más mullidas y una función que baja la suspensión trasera en cinco centímetros para facilitar el acceso al baúl.

Quizá la mayor curiosidad de este modelo es la “función de lavado” que ayuda al conductor a introducir con más facilidad la camioneta en los autolavados. Al activarse, cierra ventanas y sunroof, pliega los espejos, desactiva el sensor de lluvia, activa el climatizador y proyecta imágenes del exterior del vehículo mientras atraviesa el túnel de lavado.

Seguridad

La nueva GLS está equipado con la generación más reciente de sistemas de asistencia a la conducción de Mercedes-Benz, que ofrecen asistencia cooperativa al conductor como faros multibeam de ledes adelante y atrás, control de traccción, de descenso y ascenso, de estabilidad, alerta de atención y de cambio de carril involuntario, control de crucero entre los de norma. Pero también tiene algunos exclusivos como por ejemplo, suspensión neumática Airmatic de dureza regulable y adaptativa y una función para túneles de lavado que cuando se activa eleva la suspensión hasta lo más alto, se repliegan los retrovisores exteriores, se cierran las ventanillas laterales y el techo corredizo, se inhibe la información del sensor de lluvia para que los limpiaparabrisas permanezcan desconectados, el aire acondicionado conmuta al modo de aire interior circulante.

Video

  • Entradas relacionadas

    Comentar