Mercedes-Benz CLK GTR

Es un automóvil deportivo y de carreras que fue construido por Mercedes-AMG, destinado a competir en la nueva serie FIA GT Championship en 1997, el CLK GTR fue diseñado principalmente como un auto de carreras.

Uno de los mejores autos de la era GT1. Un auto que nunca ganó en Le Mans, pero que obtuvo la victoria en casi todo lo demás en el que participó, incluidas las 10 rondas del Campeonato FIA GT de 1998.

Características técnicas

El Mercedes-Benz CLK GTR posee un poderoso motor V12 de 6.9 ​​litros que bombea 612 caballos de fuerza a 6,800 rpm y 770 Newton metro de torque a 5,250 rpm. Esas cifras son impresionantes hoy, y lo fueron hace 20 años cuando el CLK GTR fue fabricado. Tan impresionante que logra acelerar de 0 a 100 km/h en 3 segundos, su velocidad punta 375 km/h. Sin duda una de las máquinas más brutales que ha construido la marca de la estrella en su historia.

Diseñado para competir

Es uno de los autos más radicales y locos que se han fabricado jamás. Construido estrictamente para cumplir con las normativas de homologación para el Campeonato FIA GT, las 26 unidades producidas fueron creadas casi exactamente con las mismas especificaciones que los autos de carreras de Le Mans.

Para el desarrollo del Mercedes-Benz CLK GTR fue muy importante la adquisición por parte de AMG de un McLaren F1 GTR de Larbre Compétition, campeón vigente por entonces de las BPR GT Series.

Aquel vehículo sirvió a AMG para hacerse una idea, su apuesta de carreras debería ser capaz de alcanzar y fue también clave a la hora de perfeccionar elementos aerodinámicos para su futuro modelo, cuya eficacia fue probada previamente en el McLaren, antes incluso de que se fabricara la primera unidad del CLK GTR.

Después de las tres primeras pruebas del campeonato, Mercedes llegó a la cita de Nürburgring con un tercer CLK GTR y fue capaz de superar a la legión de McLaren, haciéndose con los dos primeros puestos del cajón. Victorias posteriores en A1-Ring, Suzuka, Donington, Sebring y Laguna Seca permitieron a Mercedes ganar el campeonato de constructores y a Bernd Schneider hacerse con el preciado título de pilotos.

Al año siguiente, 1998, Mercedes-Benz corrió las dos primeras pruebas del campeonato con el CLK GTR, pero después lo actualizó al denominado CLK LM con las miras puestas en Las 24 Horas de Le Mans. No obstante, volvamos al CLK GTR y a lo más interesante, su versión de calle.

Mercedes-Benz CLK GTR versión de calle

Los CLK GTR de calle diferían muy poco de la versión de competición. Las comodidades y el refinamiento del vehículo eran casi iguales al de carreras, aunque el interior contaba con tapicería de cuero, sistema de audio, un par de compartimentos portaobjetos en las puertas y se ofrecía opcionalmente la posibilidad de instalar aire acondicionado. Contaba también con control de tracción.

Las unidades restantes del CLK GTR en su versión de calle se fabricaron entre 1998 y 1999 en la planta de AMG en Affalterbach. Todos, a excepción de una unidad para el Sultán de Brunei, se construyeron con el volante a la izquierda. A día de hoy el precio de una unidad puede superar fácilmente el millón de euros. Además, también existe alguna variante descapotable o Roadster del modelo.

Entradas relacionadas

Comentar