Mazda Skyactiv-3, un motor casi cero emisiones

El camino que han tomado las marcas automotrices para un futuro se inclina hacia la conducción autónoma y a las tecnologías limpias. Reducir las emisiones contaminantes ha sido la batalla que llevan todos los días los fabricantes automotrices.

Debido a los grandes desarrollos tecnológicos las balanzas se han inclinado hacia la electricidad como el camino ideal para llegar a las cero emisiones. Sin embargo, la marca japonesa Mazda ha preferido no meterse de lleno en la carrera por los eléctricos, y  ha decidido seguir un camino distinto.

Skyactiv-3

Un camino que recibe el nombre de Skyactiv-3 y que implica el desarrollo de motores de gasolina que alcancen una eficiencia térmica a la altura de un motor eléctrico.

Según Mazda, la tercera generación de sus motores SkyActiv tendrían como gran tributo una eficiencia térmica que le permitirán igualar en emisiones a los autos eléctricos.

Lógicamente muchos se preguntaran ¿dónde está el truco? Esta sorprendente tecnología tiene su explicación. El jefe de motores de Mazda, Mitsuo Hitomi, aclaró que la marca tendrá un motor de combustión interna con el mismo nivel de emisiones de un auto eléctrico.

Considerando la afirmación de Hitomi, se pueden deducir dos cosas: la primera es que es bastante difícil lograr que un motor de combustión interna tenca cero emisiones, y lo segundo es que para generar electricidad en realidad si se generan un mínimo de emisiones de CO2. Según los propios cálculos de Mazda, una vez que se mide toda la actividad, algunos vehículos eléctricos son en realidad más contaminantes que algunos de gasolina más eficientes.

El objetivo de la marca es aumentar la eficiencia térmica de una nueva generación de motores que serán conocidos como SkyActiv-3, en los que se reduciría la cantidad de energía de combustión que se pierde por el calor mientras que se aumentaría el aprovechamiento de ese ‘desperdicio’ térmico.

El nuevo motor aumentará la eficiencia térmica, reduciendo la cantidad de energía de combustión perdida por el calor mientras se incrementa la cantidad aprovechada para impulsar las ruedas. En comparación con Skyactiv-X, Mazda quiere aumentar la eficiencia térmica de un 27 % a un 56 %.

Skyactiv-X

Por ahora, el motor Skyactiv-X será el primer propulsor comercial que utilizará encendido por compresión, dando un primer paso en la reducción de la cantidad de energía que se pierde en forma de calor durante la combustión. Con todo, su eficiencia todavía quedará lejos de los objetivos que se buscan con los motores Skyactive-3. En este aspecto Mazda explica que con una eficiencia térmica del 56%, las emisiones de CO2 se reducirán en un 25%.

Aun no se sabe cuando se presentará Skyactiv-3, ya que de momento el motor Skyactiv-X se lanzará en algún punto de 2019 en el Mazda3.

Video Skyactiv-3

Entradas relacionadas

Comentar