Los riesgos de conducir resfriado

¿Quién no ha sufrido de un resfriado? Estornudos, lagrimeo, dificultad para respirar, dolor de garganta y en las articulaciones. Tal vez conducir en este estado sea bastante tortuoso para algunos y para otros sea muy normal o irrelevante.

Se debe tener en cuenta que bajo este estado es normal que se administre algunos medicamentos antigripales y muchos de estos se venden sin prescripción médica; unos producen somnolencia y otros afectan en general el sistema nervioso, algunos producen una sedación que puede afectar la atención y representar un peligro a la hora de conducir.

Algunos medicamentos tienen indicaciones especiales y recomendaciones a la hora de conducir bajo los efectos de los mismos.

Todos estos factores pueden ser determinantes a la hora de sentarse frente al volante con una fuerte gripe. La decisión está en cada persona.  Algunos estudios se atreven a develar que conducir bajo los efectos de un resfriado fuerte puede ser igual de peligroso a conducir en estado de alicoramiento, en este estudio mencionan que los reflejos se disminuyen sustancialmente.

Cierto  o no este estudio, los molestos síntomas de una gripa sencilla pueden complicar la conducción; al estornudar cerramos siempre los ojos y un parpadeo puede representar varios metros, el agacharnos a tomar una botella de agua, una tos puede dificultar la atención en el volante.

Ahora bien, concluir que conducir con una gripa sea igual a conducir embriagado, puede ser un punto de discusión, si bien es cierto una fuerte gripa puede alterar completamente nuestra atención y afectar el organismo. El sentido común y la orientación de una persona enferma por una gripa difiere del de una persona ebria, pues esta última carece de razón y la persona enferma no, por lo tanto recurrirá a evitar conducir bajo estas circunstancias o lo realizara cuando ya esté repuesto completamente del resfriado. Cierto o no siempre se debe tomar las precauciones a fin de conservar nuestra integridad y seguridad al conducir.

Entradas relacionadas

Comentar