Los peajes en Colombia serán electrónicos

Al mismo tiempo que avanza la contratación y  ejecución de las nuevas autopistas, el Ministerio de transporte anunció la implementación de sistemas inteligentes que permitirán mejorar la seguridad vial, la movilidad y calidad de vida de los ciudadanos.

Recientemente se publicaron los pliegos definitivos para la licitación del proyecto que pretende organizar la operación, mantenimiento y organización de las estaciones de peajes, junto con el recaudo electrónico.

¿Cómo funciona?

En la estructuración de los Sistemas de Recaudo Electrónico Vehicular (REV) que es el nombre técnico con el que se conoce popularmente los peajes electrónicos o ‘telepeajes’ el gobierno se inclinó por una tecnología de radio frecuencia (RFID) a través de un dispositivo de tecnología (TAG RFID).

Las siglas RFID significan Radio Frequency  Identification, que identifican un sistema de almacenamiento y/o recuperación de datos remoto a través de etiquetas (TAG, en inglés), ‘transponder’ o tarjetas. Lo que hace cada uno de estos dispositivos es transmitir la identidad de un objeto, en este caso los carros, mediante ondas de radio.

Hay unos muy sofisticados que incluso almacenan información y trabajan con baterías. El que se usará en Colombia es el más sencillo y económico (no debe costar más de tres dólares). El TAG RFID es una especie de calcomanía o ‘sticker’ que se adhiere al parabrisas de los vehículos.

El TAG tiene unos pequeños circuitos o antenas a través de las cuales emite o recibe información por radiofrecuencia desde un emisor/receptor RFID. Una vez instalado en los vehículos, al pasar por las estaciones, los lectores ubicados en los peajes pueden leer la información del TAG y hacer efectivo el pago.

Formas de pago

El objetivo de los peajes electrónicos es el de  agilizar el tráfico y eliminar el pago con dinero en efectivo. Para ello hay diversas formas de pago, pero de todas formas y durante un tiempo se mantendrán algunas casetas que recibirán el pago con billetes.

Formas de pago

Prepago simple: Una cuenta de peajes con una recarga mínima (parecido al sistema de Transmilenio o Sitp), sin que esté asociada con algún producto financiero (cuenta de ahorros, corriente o tarjeta de crédito), y podrá usarla hasta que se consuma el dinero cargado y luego recargar en los puntos dispuestos para ello.

Prepago con cargo recurrente: Una cuenta de peajes asociada a una tarjeta de crédito, cuenta de ahorros u otro producto financiero, a la cual se le cargará un valor determinado por el mismo usuario y se recargará de forma automática.

Pago inmediato: Una cuenta de peajes asociada a un producto financiero (cuenta de ahorros, o tarjeta de crédito) a la que se le cargará el uso del peaje en el momento del paso.

Pos pago: El usuario dispone de una cuenta de peajes a la que se va cargando el costo cada vez que transite por una vía, posteriormente se le generará el cobro respectivo en el tiempo estipulado en su contrato, vía tarjeta de crédito u otro producto financiero.

¿Quién administrará la plataforma tecnológica?

La entidad encargada de operar el uso de la tecnología para el transporte será el Sistema Inteligente Nacional para la Infraestructura, el Tránsito y el Transporte (SINITT) que integrará al Registro Único Nacional de Tránsito (RUNT), con información de otras entidades gubernamentales como la Registraduría Nacional de Estado Civil.

Serán 20 estaciones de peaje que contarán con el sistema de recaudo electrónico, el cual tendrá incidencia en 12 departamentos: Antioquia, Boyacá, Caldas, Casanare, Cauca, Córdoba, Cundinamarca, Nariño, Tolima, Valle del Cauca, Santander y Nariño.

Así mismo, el proyecto de APP contempla cuatro estaciones de pesaje en Pasto y Santander y dos centros de servicios.

¿Cuánto demora la implementación?

El tiempo total para la implementación del recaudo electrónico vehicular es de 13 meses, contados a partir del inicio de la ejecución del contrato, y la concesión alcanzará una inversión superior a los 148.000 millones de pesos.

¿Cuándo empieza la implementación?

En el 2016, si los cronogramas se cumplen, cambiará por completo la forma de pago en los peajes. Los conductores pasarán del dinero en efectivo a los pagos electrónicos, con lo cual se acabarán las largas filas en las casetas, especialmente durante los puentes festivos.

Se estima que a mediados del 2016 ya estén operando las primeras estaciones de peajes electrónicos en el país. El principal problema para la implementación es la selección del sistema, ya definido un dispositivo único, que permita la interoperabilidad, de esta forma los usuarios pueden transitar sin problema por los peajes en concesión y que están a cargo del invías.

El Invías ya inició el proceso de contratación del operador de peajes en las vías no concesionadas, a través de una Asociación Público-Privada (APP), en donde se recibieron 13 manifestaciones de interés.

El consorcio ganador será el encargado de operar 15 estaciones distribuidas en 9 departamentos: Antioquia (2), Boyacá (3), Cauca (1), Caldas (1), Casanare (2), Cundinamarca (1), Nariño (2), Santander (1) y Valle del Cauca (2).

Beneficios

Entre los beneficios que traerá la implementación del peaje electrónico se encuentran:

  • La reducción de costos operativos en los peajes
  • La descongestión de las vías
  • La reducción del consumo de combustible y por lo tanto de emisión de gases nocivos a la atmósfera
  • La reducción de los hurtos por el manejo de efectivo
  • La modernización de la infraestructura vial del país.

Al pago electrónico de peajes, se buscará acoplar también el sistema detectores de desgaste vial, el monitoreo de derrumbes, de túneles, vigilancia y mantenimiento de vías, la ubicación de intervenciones viales, el control de peso de carga, el cálculo de viaje y señalización electrónica, principalmente.

Fuente: Ministerio de transportes.

Entradas relacionadas

Comentar