Los 11 mandamientos de la conducción

A todos nos gusta creer que somos buenos conductores, pero desafortunadamente no los somos. ¿Cómo podríamos lograr serlo? Podríamos empezar por respetar los límites de velocidad, utilizar las direccionales y respetar las señales de tráfico entre otras actitudes al volante que en la vida real nunca cumplimos.

Siempre estamos cometiendo pecados al volante, para evitar cometerlos deberíamos aplicar los mandamientos de la conducción.  El listado que todo conductor debe aplicar siempre que se va a sentar al volante.

1.   Encenderás las luces de tu vehículo en los horarios establecidos y cuando se reduzca la visibilidad.

Encender las luces en los horarios establecidos en las normas de tránsito (6pm a 6am), mantenerlas encendidas durante el día y en carretera puede ayudar a que los demás conductores nos detecten con mayor facilidad. Los autos de modelos actuales tienen unas luces de marcha diurna, en los modelos más antiguos es mejor asegurarse de que los demás conductores nos vean.

2.   Reducirás la velocidad del auto y transitaras con prudencia en la ciudad y la carretera

Es una regla que salva muchas vidas, por esta y muchas razones debemos conducir a una velocidad prudente, que nos permita realizar alguna maniobra en caso de perder el control o en un accidente.

3.   Utilizarás el claxon solo cuando sea necesario, no para hacer enfadar a los demás conductores

Para muchos conductores tocar la bocina es la peor ofensa y no estamos sugiriendo que toque el claxon de forma continua, sino que haga uso de este solo cuando sea necesario. El claxon cumple la función en el auto de advertir a los demás de su presencia, en situaciones donde perciba que ellos no lo han visto, y no es para molestar a los demás conductores.

4.   Tendrás paciencia en todas las situaciones, incluso cuando los demás estén cometiendo algún pecado

La paciencia es una actitud que adoptan los seres humanos para poder soportar contratiempos y dificultades. Hecha esta salvedad el conductor debe tomar una actitud positiva frente a las adversidades, evitando caer en las provocaciones. Que las emociones no influyan en su forma de conducir. Utilice alternativas para evitar la monotonía o estrés frente al volante.

5.   Ajustarás los espejos antes de emprender la marcha, no durante el camino

Lo primero que debemos hacer al sentarnos frente al volante es ajustar los espejos y nuestro puesto de conducción. Siempre cometemos el error de ajustarlos durante el recorrido y no antes, nos damos cuenta que no los ubicamos cuando recibimos un susto por algún vehículo que no vimos o tal vez después de haber sufrido un accidente.

6.   Realizarás un curso de conducción avanzada

Parece un mandamiento enfocado a quienes la conducción es su trabajo, o quizás sea alguna excentricidad de algun conductor exagerado o tal vez temeroso. Un curso de manejo defensivo o manejo evasivo pueden convertirlos en un conductor profesional.

7.   Conservarás la distancia de seguridad con los demás vehículos que transitan por la vía

Esta regla de conducción es muy importante, es la que nos puede salvar de un accidente. Considere siempre las dimensiones (largo, ancho y alto) y también el peso de su vehículo. De esta forma podrá establecer la distancia que debe conservar con los demás autos. Entre más grande o pesado sea el vehículo, mayor será la distancia de frenado para lograr detenerse por completo.

8.   Mantendrás siempre las dos manos sobre el volante

La práctica lleva a la confianza, la posición del sobrado es la que predomina en la mayoría de los conductores. Nos hemos vuelto tan expertos que con la mano izquierda  es suficiente, para que la otra mano se encargue del móvil, el café o cualquier otro elemento. Para tener un control total del auto debe poner ambas manos en el volante. Asimismo considere que tener ambas manos en el volante permitirá un tiempo más rápido de respuesta.

9.   Te anticiparás a las situaciones observando lo que sucede más adelante

Anticiparse,  muchos cometemos el error de no ver más allá de lo que tenemos frente a nuestros ojos. No se trata de volvernos videntes, pero sí dirigir nuestra atención unos cuantos metros adelante. De esta forma podremos advertir algún accidente, un desvío u obstáculo en la vía, adelantándonos  a una acción de evasión o frenado con mayor tiempo de reacción.

10.  Eliminarás por completo las distracciones al volante

No caer en la tentación, elimine las distracciones por completo. Hermano conductor, la tentación está en todas partes los centros de entretenimiento, el navegador, las bebidas y qué decir de la tentación más grande que es utilizar el celular. Además de ser muy útiles y atractivos todos ellos, son la causa más frecuente de los accidentes de tráfico.

Hermanos conductores si cumplimos con estos mandamientos  del conductor podremos ser cada día mejores conductores, pero tenemos que ir más allá y ser mejores personas, por eso decretamos el onceavo mandamiento.

11.   Respetarás al peatón sobre todas las cosas.

La vida de las personas debe prevalecer sobre todas las cosas, respetemos a los más frágiles de la vía (peatones, ciclistas, motociclistas, etc.) recuerde que detrás de cada persona hay una familia, hijos, padres y hermanos. Pasar más rápido o llegar primero no son excusas para segar la vida de una persona. Cédale el paso a la cultura y a la educación, permita que pase primero el peatón.

Entradas relacionadas

Comentar