Cómo limpiar los inyectores diésel

Un 6% de las averías más costosas que puede experimentar nuestro vehículo está relacionado con un fallo en los inyectores. Es más, muchas de estas averías vienen provocadas por la falta de limpieza de los inyectores. Por eso, vamos a hablar sobre los tipos de inyectores que existen en el mercado y sobre el tipo de lavado de inyectores que necesita cualquier carro estándar.

Sin embargo, antes debemos dar una definición precisa sobre el inyector para que podamos entender la importancia de su función en el vehículo. Y es que el inyector forma parte del sistema de inyección de nuestro carro y su objetivo no es otro que enviar al motor la cantidad precisa de combustible en cada momento.

Tipos de inyectores

Los inyectores pueden ser diésel o gasolina, siendo estos últimos los más económicos. Independientemente de eso, los tipos de inyectores que conocemos son los siguientes:

Inyectores de solenoide

Son los que utilizamos en ambos tipos de motores, diésel y gasolina. Este tipo de inyector funciona por señales electrónicas que se envían desde un computador. Así, se activa un electromagneto que separará las válvulas de entrega. Posteriormente las válvulas se cierran.

Inyectores piezoeléctricos

Este tipo de inyectores integran piezas de cristal piezoeléctrico que sirven para controlar la inyección del combustible de nuestro carro. Son de los más precisos pero no se instalan en la gran mayoría de vehículos.

Inyectores HEUI

En este caso la inyección es de tipo hidráulica pero controlada electrónicamente. Son los mejores inyectores que un carro de motor diésel puede tener.

Su funcionamiento es sencillo dado que la presión hidráulica la obtenemos a través de un diafragma accionado por aceite. Este diafragma presionará e inyectará la cantidad de combustible óptima que el motor necesita.

Lavado de inyectores: nuestras recomendaciones

El control y revisión de los inyectores de nuestro carro resulta fundamental para mantenerlos limpios y funcionando al 100%. Un inyector sucio no puede hacer su tarea fundamental y si no queremos que nuestro motor se vea gravemente perjudicado no nos queda otra que estar muy pendientes de esta pieza.

Por norma general, se recomienda hacer una revisión de inyectores al menos una vez al año. Además, es muy útil contar con un limpiador de inyectores para poder mantenerlos limpios y no tener que llegar al punto de sustituirlos.

Desde aquí recomendamos utilizar aditivo limpia-inyectores, sobre todo en el caso de que tengamos un vehículo diésel. Así, estaremos reduciendo el nivel de contaminación y evitaremos el cúmulo de suciedad e impureza en nuestro motor.

El lavado de inyectores por medio de estos líquidos es muy sencillo y su precio es muy económico. De hecho, por unos 15 dólares ya se pueden conseguir aditivos de calidad. Eso sí, miren bien qué tipo de limpiador de inyectores compran porque los hay para cada 30.000, 60.000 o 100.000 Km.

Ahora ya saben cuáles son los tipos de inyectores más populares y qué acciones tenemos que realizar para mantenerlos limpios durante más tiempo. ¿Empezarán a vigilar y mantener mejor el sistema de inyección de su vehículo?

Entradas relacionadas

Comentar