Las marcas que se perdieron en el tiempo

Seguramente ha escuchado marcas de autos como Hummer, Pontiac, Oldsmovile o Daewoo. Pues estas marcas de autos se perdieron en el tiempo, no pudieron continuar su trayectoria por razones de índole económica.

Hoy traemos un breve recuento de algunas marcas que marcaron diferentes épocas, que tuvieron participación en el mercado automotriz, pero que no pudieron sobrevivir a este medio tan competitivo. Muchas terminaron siendo absorbidas por fabricantes más grandes y otras desaparecieron.

Oldsmobile

Es quizás una de las marcas más antiguas de la industria, durante su época desde 1897 hasta 2004, desarrolló, diseñó y construyó un total de 35 millones de unidades. En la década de los 40, Oldsmobile fue una de las primeras marcas en equipar sus autos con motores V8. Los modelos más representativos de la marca Oldsmobile fueron el Oldsmobile 88 y el Toronado.

Una compañía fundada por Ransom Eli Olds en 1897. En 1901, la compañía produjo 425 unidades. Durante unos años la compañía se convirtió en la compañía de mayores ventas en Estados Unidos. RansomOlds dejó la compañía tras dificultades económicas y creó la REO Motor Car Company. La General Motors adquirió la compañía en 1908.

Plymouth

Estados Unidos pasaba por una de sus mayores crisis con la denominada “Gran Depresión”, Plymouth se erigía en 1928 como una de las constructoras de autos enfocadas al segmento económico.

Fue uno de los precursores del segmento ‘muscle cars’ y su modelo más icónico en esta categoría fue el Barracuda. Este monstruo de cuatro ruedas (presentado en los años 60) contaba con dos tipos de motores. Su versión básica equipaba un propulsor de seis cilindros y tenía una cilindrada de 2700cc. Mientras que su variante más poderosa montaba un motor Hemi de 7000cc. La marca se disolvió en el 2001.

Daewoo

Antes, cuando los fabricantes coreanos no tenían relevancia en el mercado mundial, hacia los 70 nació Daewoo. En sus inicios sus actividades estaban ligadas a la industria textil, pronto adquirieron una empresa que se llamaba Saehan Motors y entraron en el mercado automotriz.

Gracias a las políticas y ayudas económicas del gobierno de Park Chung-hee se diversificó con rapidez como fabricante de automóviles, barcos y componentes electrónicos. En su mejor época fue el segundo mayor conglomerado del país, por detrás de Hyundai.

Su diversificación conllevó un gran endeudamiento, insostenible tras el estallido de la crisis financiera asiática en la década de 1990. Después de declarar la bancarrota en 1999, Daewoo que se caracterizaba por comercializar modelos económicos y prácticos, pasó a ser propiedad de General Motors.

Studebaker (1852-1967)

Esta firma norteamericana comenzó su actividad en 1852, cuando los hermanos Studebaker iniciaron la producción de carruajes. Más tarde, ya durante la II Guerra Mundial, firmó con el gobierno un contrato de suministro de camiones y motores de aviación.

Durante la posguerra unió su historia a la de Packard, ya que, tras la II Guerra Mundial, las firmas americanas que no eran tan grandes como General Motors, Ford o Chrysler buscaban alianzas con las que afrontar la competencia de estos.

En junio de 1954 Studebaker se unió a Packard para hacer frente a las grandes firmas, sin embargo, al igual que le ocurrió a Packard, la firma de Indiana terminó echando el cierre. Eso sí, aguantó casi una década más que Packard; su actividad cesó definitivamente en 1967.

Pontiac (1926-2010)

 

Si había una marca de deportivos a precios asequibles, esa era Pontiac. Su trayectoria surgió entre 1926 y 2010 en los mercados estadounidenses, mexicano y canadiense, aunque adquirió fama mundial.

Su proyección internacional se debió a la serie “El auto Fantástico” protagonizadapor David Hasselhoff, en la que un Pontiac Trans Am Firebird, llamado“KITT”, ayudaba a Michael Knight a detener a los delincuentes.

Hummer (1992-2010)

¿Quien no quiso un Hummer? Elhumvee versión militar proyectó las ventas de este modelo de calle. Quién no quería la eficacia de un todoterreno que mostró su gran eficacia en la Guerra del Golfo, donde sorteó los desiertos iraquíes y kuwaitíes, donde hacía gala de su fortaleza y eficacia.

Esta fiebre yanqui también llegó a España y lo hizo en un momento de bonanza económica, los primeros años del siglo XXI. Esta coincidencia supuso la notable presencia de estos mastodónticos automóviles.

Pasados los años, decreció el interés por estos vehículos, hasta que, en 2010, General Motors dio por finalizada la producción de esta marca. Se produjeron varios intentos de venta a diversas compañías, algunas de ellas chinas, pero no prosperaron.

Entradas relacionadas

Comentar