Lamborghini Egoísta: Un auto para un conductor hedonista

Conducir un auto deportivo es un placer que pocos se pueden dar, y hay placeres que no se quieren compartir. Lamborghini presentó en el salón de Ginebra de 2013 un auto concepto, que elaboró de la mano de Walter Da Silva,  con un doble objetivo: conmemorar el 50 aniversario de la firma y convertirse en máximo exponente de la filosofía de la marca.

El Lamborghini Egoísta se concibe bajo un tema recurrente en la industria automotriz hoy en día, la inspiración aeroespacial.

Monoplaza

Lo más representativo o lo que más llama la atención es el formato, un solo asiento, para quienes no quieren compartir. Otro de los detalles llamativos es la cúpula transparente que envuelve al conductor, similar a la cúpula de un casa bombardero o tal vez la cabina de un helicoptero apache.

En el modelo que le antecede el Lamborghini Reventón, se fabricó basado en el casa F22 Raptor y este monoplaza sigue la misma línea aeroespacial.

Reserva del nombre

Lamborghini registró el nombre Egoísta, lo que ilusionó a unos cuantos que alistaron la billetera para hacerse a alguna edición limitada como sucedió con el Lamborghini Veneno. Pero por el momento parece que no.

Lo más probable es que la marca italiana lo registrara para reservarse ese nombre para ellos, de cara a futuros proyectos.

"He querido rendir homenaje y pensar en un vehículo para subrayar el hecho de que los Lamborghini se han hecho siempre con pasión y con el corazón más que la cabeza", dijo Da Silva tras mostrar por primera vez ante el público al Egoísta.

Curiosidades

  1. La carrocería está fabricada con materiales como el aluminio y la fibra de carbono.
  2. El interior solo sirve para alojar un ocupante, es un estricto monoplaza.
  3. El diseño y acabados internos son similares a la cabina de un avión, incluso cuenta con una mirilla como los aviones de combate.
  4. La entrada y salida como se podría imaginar igual a la de los aviones, toca bascular el techo y el parabrisas.
  5. Como en un avión toca pisar el “fuselaje” o la carrocería en este caso.
  6. Para ingresar también es necesario retirar el volante para facilitar el acceso.
  7. El motor y la transmisión van en la parte posterior como era de esperarse y están al aire para reducir peso
  8. La carrocería está inspirada en el helicóptero apache y cuenta con aerodinámica activa.
  9. Tanto la carrocería como las llantas cuentan con pintura antirradar especial.
  10. La curiosa cara frontal en tres puntas, que muchos critican, según Da Silva se inspiró en un toro embistiendo.

Características

El Lamborghini Egoísta lleva un motor V10 de 5.2 litros que entrega una potencia de 600 Hp y por supuesto el motor va situado tras el conductor

El morro del Lamborghini Egoísta ha sido diseñado para generar carga aerodinámica. Los faros que se aprecian en las puntas de los salientes laterales son unas luces de posición de LED que permiten ver el auto desde prácticamente cualquier ángulo. Son dos luces blancas delante y dos rojas atrás, con una luz parpadeante roja en la zona superior trasera, una luz roja en el lado izquierdo del techo, una verde en el lado derecho y dos luces naranjas laterales a modo de intermitentes.

Los faros reales están ocultos en las tomas de aire delanteras, entre los salientes del frontal y son de xenón. En la carrocería hay zonas delimitadas en las que no se puede caminar, como las que se ven en las alas de los aviones de pasajeros.

Además hay otros detalles, como la inscripción bajo la boca del depósito con "Jet fuel only" (solo combustible de reactor) y la zona para entrar y salir marcada con un "Step here" (pise aquí).

Entradas relacionadas

Comentar