La oscuridad afecta la forma de conducir

Aunque sea un conductor experimentado el cambio en las condiciones exteriores afectan a cualquier persona, por esta razón nunca será igual conducir en el día que en la noche.

Conducir durante la noche puede ser más complicado de lo que parece, aunque muchos optan por viajar durante la noche para evitar los atascamientos y para mejorar el tiempo de desplazamiento.

Las condiciones de iluminación artificial varían de un lugar a otro, por tanto, es recomendable tomar ciertas precauciones para que la oscuridad no afecte nuestra forma de conducir. Aquí les dejamos algunas recomendaciones que le ayudarán a viajar más seguro cuando haya menos luz.

Chequeo médico de los ojos

Este punto nada tiene que ver con el auto, y menos con la oscuridad, a medida que pasan los años la vista comienza a cambiar. Si el conductor no se hace un chequeo médico para ver cómo se encuentra de la vista, sin darse cuenta podría poner en riesgo su seguridad. Este punto no tiene nada que ver con el auto ni con la obscuridad, pero sí todo usted. Muchas veces no nos damos cuenta que nuestra vista comienza a fallar, pues lo hace de manera gradual. Es recomendable realizarse un chequeo cada año.

Uso de lentes para conducir

Tanto para quienes utilizan lentes por prescripción médica como para quienes usan lentes de sol, es importante tener en cuenta algunas recomendaciones, como utilizar lentes con anti reflejo, ya que ayudan a mantener la visión más limpia.

Hoy en día prácticamente en cualquier óptica ofrecen lentes con anti-reflejo y protección uv, los cuales no sólo sirven para la noche, sino también para hacerle frente a los días con demasiado sol, como puede ser en verano y primavera.

Parabrisas limpio

La visión a través del parabrisas delantero y la luna trasera deben ser perfectos, sin importar la hora y condiciones climáticas.

Es importante mantenerlos limpios, un parabrisas sucio aumenta el riesgo de accidentes por fallas en la visibilidad. Aunque suene exagerado, el reflejo de la luz aumenta cuando el vidrio se encuentra sucio.

Trate de limpiar con frecuencia los vidrios utilizando la solución (agua/limpiavidrios) en el tanque lavaparabrisas para evitar que estos se engrasen e impidan la visibilidad.

Hay algunas marcas que ofrecen una solución con jabón con el que el lavado del parabrisas es mucho más efectivo. Consulte en su dealer o en almacenes de accesorios.

Faros limpios y en perfectas condiciones

Es posible que la luz de la calle sea suficiente para poder ver, aunque en algunos tramos las luminarias no son las más adecuadas. Por esta razón es tan importante que los autos tengan sus propios faros y más importante aún, que estén en perfectas condiciones y limpios. Recuerde, unas luces en perfecto estado asegurarán una excelente visibilidad en todo momento.

Los faros no sólo sirven para ver el camino, también para que los demás conductores nos vean. ¿Alguna vez ha intentado ubicar un auto con las luces apagadas en la noche? No es nada fácil verdad, sin importar que tan bien iluminada esté la calle.

Con el paso del tiempo, las luces delanteras tienden a opacarse. Ante esto, procure mantenerlas limpias y llevarlas a un técnico especializado que le devuelva la claridad y el brillo ideales para una mayor visibilidad.

Los bombillos

Algunos conductores creen que los bombillos de las luces nunca se cambian y otros piensan que son demasiado costosos y prefieren andar con una sola luz o sin luces. Para todos ellos les contamos que los bombillos tienen una vida útil que se puede calcular en horas de trabajo y que para la gran mayoría de autos se consigue fácilmente en el comercio automotriz incluso en almacenes de cadena. Y que a excepción de los sistemas de iluminación más tecnológicos (laser, OLED, LED, etc.) son bastante accesibles en el precio, más de lo que muchos se imaginan.

Iluminación ambiental baja

La mayoría de los autos nuevos cuenta con la opción de disminuir la luz emitida por el tablero. Esto es importante ya que la luz de éste puede reducir nuestra capacidad de ver objetos lejanos poco iluminados.

Al tener una fuente de luz cercana a los ojos, las pupilas se cierran, y lo que queremos en la noche es que estén lo más abiertas posible para que dejen entrar la mayor cantidad de luz y así facilitar la visión en la oscuridad.

Entradas relacionadas

Comentar