La importancia de frenar

Frenar es una acción mediante la cual el conductor logra que el vehículo transite más despacio, reduciendo la aceleración hasta detenerse. Aunque más que un concepto y una acción se convierte en una responsabilidad sino se realiza de una forma adecuada.

Muchos conductores  toman la acción de frenar como algo suplementario y me atrevería a pensar que ninguno quiere hacerlo, se nota en las actitudes en la vía, el afán que llevamos todos lleva a pasar por encima de lo que sea.

¿Por qué debe frenar?

Existen diferentes razones para frenar, pero la más importante es la seguridad, los conductores colombianos estamos acostumbrados a que los demás sean los que frenen, qué se detenga el otro o yo soy el que llevo la vía, son algunos de los argumentos.

Sin embargo ante un eventual accidente de tránsito,  frenar a tiempo puede reducir los daños y las lesiones que pueda sufrir durante el choque e incluso puede salvar su vida ¿no es un argumento de peso para frenar?

A continuación algunos situaciones por las cuales usted debe frenar y reducir la velocidad.

  • La dispersión de la velocidad: todos los vehículos transitan a velocidades diferentes, un vehículo de transporte de carga transita a una velocidad diferente a la de un vehículo particular.
  • La topografía: Colombia es muy diverso y tiene muchas vías y caminos en ascenso y descenso, hecho que ralentiza el tráfico.
  • La señalización vial: la señalización vial es insuficiente en algunos tramos, en otros es confusa, durante un tramo corto podemos encontrar diferentes señales de velocidad. La sincronización de los semáforos y los reductores de velocidad.

Donde debe frenar

¿Dónde debemos frenar? Algunos lo hemos olvidado, otros lo desconocen; en Pruebaderuta.com les recordamos los lugares donde siempre debe frenar.

  • Zonas residenciales: en las zonas residenciales transitan niños, adolescentes, ancianos y familias en general, por tal razón la velocidad en estas zonas debe reducirse. En las noticias se muestra la inconsciencia de los conductores en las zonas residenciales donde cogen las vías como pistas de automovilismo.
  • Pare: definitivamente ya nadie quiere detenerse ante el pare. Según la norma de transito colombiana, ante el pare se debe detener completamente el vehículo, pero antes parece que el letrero dijera acelere.
  • Reductores de velocidad: ante estos también se debe frenar y reducir la velocidad, pero en realidad los conductores en el reductor aceleran e incluso adelantan a los vehículos que si reducen la velocidad, incrementando la posibilidad de generar un accidente.
  • Cruce semaforizado: ante el semáforo en rojo hay que detenerse, a veces incluso cuando no están transitando vehículos en la intersección. Por seguridad y cumplimiento de las normas de tránsito se debe frenar.
  • Intersecciones: detenerse en cada esquina, incluso si tiene la prelación. Las intersecciones es donde más se presentan los accidentes de tránsito.
  • Para ceder el paso: es una señal de transito que muchos desconocen, es un triangulo rojo dentro de un circulo blanco (señal de pie) y un triangulo blanco pintado en el asfalto (señal de piso) tiene la misma característica de una señal de pare.
  • En el cruce de peatones: los cruces donde existe un mayor tráfico de peatones.
  • Para ceder el paso a los peatones: esta cultura no existe aun en nuestro país, los países más avanzados dan prioridad al peatón en todos los escenarios de la vía, ojala algún día lleguemos a este punto donde las personas están primero que los objetos.

Frenar es tan importante como cualquiera de las operaciones necesarias para conducir un automóvil, siendo la de mayor importancia debido a que esta le permite detener el vehículo y reducir la velocidad.

Trabajemos para ser conductores más seguros y más racionales donde aplicar los frenos sea sinónimo de cultura ciudadana, respetemos a los demás actores de la vía y cedámosle el paso a los peatones, aportemos este granito de arena por una mejor movilidad y entendamos la importancia de frenar.

Entradas relacionadas

Comentar