Japón lanzará autos voladores en 2023

El país asiático tiene previsto iniciar la fabricación de vehículos voladores en la próxima década, el Ministerio de Economía, Comercio e Industria de Japón pretende recaudar 4.500 millones de yenes (40,4 millones de dólares).

Gigantes como Uber Technologies Inc. o Airbus tomarán parte en la producción de vehículos supermodernos y para financiar este revolucionario proyecto público-privado, también participarán Toyota y Boeing.

Skydrive

Tomohiro Fukuzawa, CEO de Skydrive, una empresa integrante de este comité que desde hace cuatro años trabaja en la elaboración de un vehículo volador. Es integrante de uno de los integrantes del comité que trabaja en la elaboración del auto volador. La idea es lograr construir autos voladores a un precio más razonable que el de un avión o un helicóptero.

El proyecto para desarrollar el turismo de esta compañía ya cuenta con una financiación de más de 5 millones de dólares (4,4 millones de euros) por parte de empresas del sector automovilístico y los gobiernos de Tokio y Japón. Unas 400 personas trabajan para la fabricación del coche volador Skydrive, que nació de las mentes de una decena de jóvenes ingenieros que invirtieron su tiempo libre en la creación de un nuevo sistema de movilidad aérea.

Por este motivo, el CEO de Skydrive explicó que el Gobierno de Japón estudia, en un principio, hacer de este tipo de vehículos un servicio público: "Hoy en día no tenemos que poseer el vehículo, sino que podemos compartirlo o usarlo como servicio. Si lo utilizamos como un taxi, el precio es mucho más razonable".

Este automóvil es único en cuanto al tamaño -menor al de otros proyectos de este tipo- y su despegue vertical. Asimismo, cuenta con una fuente de energía eléctrica y más estabilidad en el vuelo que los vehículos ideados por otras compañías.

Con 3,6 metros de largo, 3,1 de ancho y 1,1 de alto, el pequeño tamaño del Skydrive le permite despegar desde un espacio reducido, por lo que su creador comentó que "se podría aparcar incluso en un konbini", nombre que reciben las tiendas de conveniencia japonesas.

De acuerdo con el jefe del Ministerio de Economía, Comercio e Industria nipón, Hiroshige Seko, el uso de vehículos volantes ayudaría a resolver el problema de los atascos, así como a mejorar el acceso a las islas remotas o áreas montañosas en caso de un desastre natural.

Video

Entradas relacionadas

Comentar