Imprevistos al volante, cómo sortearlos

Durante el viaje experimentamos diferentes situaciones de tráfico, del terreno y del medio ambiente. Los conductores deben estar preparados para cualquier situación adversa, sin embargo hay situaciones inesperadas que pueden presentarse en el camino.

Este tipo de situaciones imprevistas varían, desde una falla mecánica, una pinchada o un animal que se nos atravesó en la vía, cualquier situación imprevista puede alterarnos el itinerario y hasta dañarnos el viaje. Los conductores deben ser consientes que cualquier cosa puede pasar, lo importante es no perder la calma y aprender a reaccionar.

¿Sabe cómo reaccionar ante estas situaciones? Le traemos los momentos imprevistos en el auto más usuales y cómo reaccionar ante ellos.

Animal en la vía

Por razones obvias debemos intentar evitar chocar el animalito, pero en tanto no comprometa la integridad suya y la de sus pasajeros. Las carreteras nacionales son las más propicias para encontrarse inesperadamente con animales domésticos y silvestres.

Si se da el caso, pise el freno a fondo para que entre en funcionamiento el ABS y trate de evitar al animal, siempre que dicha maniobra no ponga en peligro a los autos o peatones que le puedan rodear, o que pueda acabar (por ejemplo) contra un árbol. De cara a presentar el parte al seguro en caso de choque, asegúrese de pedir un informe policial que explique todo lo sucedido.

Avería del auto en un lugar peligroso

Aún dentro del auto, meta la tercera velocidad y suelte el embrague para que éste coja impulso. Después, vaya dándole al contacto del auto para que vaya avanzando mientras dure la batería, que debería ser suficiente para salir de una posible zona de peligro.

Trate de identificar la falla para poder encontrar la solución, si es una pinchada utilice las señales y abra el capó para que los demás conductores interpreten que se encuentra varado. En caso de que sea por batería tenga en cuenta las indicaciones para encender el auto empujado. En caso de que sea por falla en lubricación o refrigeración es mejor solicitar asistencia a su aseguradora.

Se acelera sólo

No es una situación muy común, pero es posible que suceda, sobre todo en los autos con motor Diesel, en caso de que el nivel del aceite esté muy bajo o se cuele aceite del motor en el turbo. Lo que nunca debe hacer es desembragar, ya que sin la transmisión unida al motor éste puede empezar a girar más rápido y se puede romper. Tampoco sirve de nada quitar el contacto. ¿Cómo actuar? Es necesario “estrangular” el motor: básicamente, provocar que se cale, metiendo una marcha larga. El motor se apagará y el auto se parará.

Patina al acelerar

Meta primera o marcha atrás, dejando que el auto se vaya hacia adelante o hacia atrás; si el auto no está muy ‘atrapado’, terminará por salir con facilidad. Otra solución: apague el motor, meta primera o marcha atrás y dele al contacto sin pisar el embrague, acelerando continuamente. Sucede cuando hay mucho barro o asfalto muy resbaladizo: el auto patina al acelerar. No de acelerones fuertes para tratar de salir, lo único es que gasta inoficiosamente el embrague.

El motor se apaga

Si nota que se apaga el motor, el silencio invade el habitáculo, y además la dirección y el pedal del freno se endurecen y son difíciles de accionar, lo primero que debe evitar es cambiarse de carril sin evaluar el tráfico que le rodea. Quédese en el carril en el que esté y desembrague el motor. Para compensar la dureza del pedal del freno, deberá pisar con fuerza para parar el auto por competo. Aproveche la inercia para intentar ir hacia un lado de la carretera sin entorpecer el tráfico.

El motor se recalienta

Una situación muy delicada: el motor de su auto se recalienta y no tiene sitio para parar el auto de inmediato. Le recomendamos lo siguiente: encienda el climatizador o el aire acondicionad y suba la temperatura al máximo, esta operación enciende el motoventilador de forma que éste ayuda a evacuar gran parte del calor producido por el motor. Siga conduciendo de forma tranquila a 80 km/h en la marcha más larga posible. Si va a velocidades bajas, puede desbloquear el capó para que entre aire en el habitáculo del motor. Aunque, obviamente, lo mejor es parar el auto de inmediato.

Los vidrios de puerta se bloquean

¿A alguno le ha pasado? Abre los vidrios de las puertas y no vuelven a subir, en caso de un vehículo con vidrios  manuales retire el tapizado de la puerta y verifique que el vidrio se encuentre en la cremallera, en algunos casos es posible subirlo manualmente. En caso de que el vidrio sea de apertura eléctrica, revise el fusible que corresponde a los vidrios de puerta. En el habitáculo en el lado izquierdo en el tablero de bordo encontramos la fusiblera, al retirar la tapa en esta se encuentra el diagrama de ubicación de los fusibles, por lo general en esta tapa hay algunos fusibles de repuesto. Cambie el fusible que corresponde al vidrio de la puerta, en algunos casos se debe a daños en este fusible (en caso de que no tenga el fusible, puede pelar las paticas del fusible con un bisturí o navaja y realizar un puente con un alambre o clip, así he logrado desvararme).  Si esto no funciona, retire el tapizado de la puerta y revise el contacto del motor eleva vidrios, después de un tiempo se pegan, si es el caso un leve golpecito de destornillador puede activarlo mientras lo lleva al servicio técnico.

Llanta pinchada

Debe estar atento a la presión de aire en las llantas, incluso de la llanta de repuesto. En caso de que se le pinche un neumático mientras conduce, nunca pise a fondo el pedal de freno, ya que con tres ruedas se puede desequilibrar fácilmente, llevando a un volcamiento. Puede notar que está pinchado cuando note que la dirección se siente pesada al girar. Si el neumático que pincha es uno de los traseros, puede ser menos peligroso; aun así, la forma de actuar es la misma. Para contrarrestar compénselo girando en el sentido opuesto, tratando de mantener la calma y tener control total de la situación. Después, vaya soltando progresivamente el pedal del acelerador.

Sale humo del tablero de bordo (millaré)

En ocasiones sale un olor raro de las rejillas de ventilación y un humo blanco empieza a salir en la base del parabrisas. Tenga cuidado, porque esto es grave y requiere que actúe de forma inmediata. Sin entrar en pánico, encienda las luces de estacionamiento y detenga el auto lo más pronto posible en un lugar seguro. Es indicio de una conflagración, se sorprendería lo rápido que se puede presentar un incendio. Salga del auto lo más rápido posible y tenga cuidado con el tráfico. Si tiene un extintor en el auto, úselo. Si éste es pequeño y el incendio se propaga muy rápido, poco podrá hacer para salvar el auto, pero sí para evitar que el fuego se propague a otras zonas.

Se empieza a sentir mal conduciendo

Si nota que tiene algún malestar de cualquier índole mientras conduce como na sensación de que se va a desmayar, ponga el pie rápidamente sobre el pedal del freno e intente llevar el auto hacia un lado hasta parar el auto por completo. Si es el copiloto, tome el volante con una mano, intente quitar la pierna del conductor del pedal del acelerador y trate de parar el auto con la ayuda del freno de mano. Cambie de marcha si puede para usar el freno motor.

Entradas relacionadas

Comentar