Historia de los seguros

La historia de los seguros se remonta a Grecia y Roma donde los navieros efectuaban contratos a gruesa, donde una parte entregaba un dinero o unos bienes  a un naviero para realizar el transporte a través del mar, y el naviero se obligaba a pagar a la contraparte el precio del riesgo si el viaje llevaba al puerto. En la edad media los religiosos recolectaban fondos entre sus miembros en caso de muerte de alguno de ellos.

La búsqueda de la protección de los intereses personales y comunes de la sociedad, donde nuestros antepasados aprendían  a hacer frente a las situaciones adversas a las que se exponían constantemente y con un principio de amistad y fraternalidad se apoyaban mutuamente, se descubrió que entre varios era más fácil hacerle frente a las calamidades, y por ejemplo, cuando un hombre moría otro adoptaba su familia que quedaba desamparada.

En Grecia se dio la ley de Rodas donde todos los propietarios de mercancías que se transportaban por el mar, asumían la responsabilidad en caso de que se hundiera un barco y  se perdieran sus mercancías parcial o totalmente.

En el préstamo a la gruesa ventura, el propietario de las mercancías solicitaba un préstamo del valor equivalente de su mercancía  que transportaba y  si el barco llegaba al puerto devolvía el dinero con un interés del 15 % y si no el préstamo quedaba cancelado.

Las Guildas  eran asociaciones que se dedicaban a la ayuda mutua y su ayuda se fijó principalmente en los casos de muerte, accidentes, enfermedades e incendios. Fueron como las precursoras de las compañías de seguros.

Para la época de 1492 ya no se permitía el préstamo a la gruesa con lo que se cambiaron algunas condiciones ya que con la gruesa se pagaban unos intereses muy altos; esta variación creo lo que se denomino el seguro marítimo donde  el asegurador compraba las mercancías y el asegurado reconocía un precio establecido y se anulaba el contrato si llegaba el barco al puerto.

En 1634 Blas Pascal, quien era matemático crea el cálculo de probabilidades y la teoría de los grandes números base sobre la cual se empezaron a calcular los costos del seguro.

Esta es la historia de las compañías de seguros. Todo parte en la solidaridad y bien común, una mutualidad y la teoría de los grandes números donde entre todos es más fácil sobrellevar un hecho adverso.

Entradas relacionadas

Comentar