Hidroplaneo o aquaplaning

Ya que nos encontramos en época de lluvias en el país, la lluvia es un factor que influye en la conducción, puede convertirse en una circunstancia adversa a la hora de conducir, por esta razón es recomendable tomar precauciones.

A este fenómeno se le denomina hidroplaneo, se produce cuando la llanta pierde la adherencia con el asfalto, el agua forma una especie de colchón, una capa gruesa deslizante y junto con el agua se mezclan (aceite, tierra, barro, etc.) que hay en el pavimento, esto genera que los autos pierdan adherencia, esto hace insegura la conducción lo que conlleva a que en época de lluvias se incrementa la accidentalidad automotriz causados por el hidroplaneo, o por las condiciones adversas que da la lluvia, donde se disminuye la visibilidad, los charcos tapan los baches, se empañan y ensucian los vidrios,  etc.

Debemos extremar  las precauciones a la hora de conducir en esta época de lluvias y en la noche puede ser más peligroso aun;  para ello se requiere conducir con mayor destreza y concentración. A continuación daremos algunos concejos para tener en cuenta en esta época de lluvia.

Mantener las dos manos en el volante. Las costumbres de conducción y mas con la comodidad que brindan los autos nos lleva conducir con una sola mano; en época de lluvias es recomendable tener las dos manos en el volante, al pasar por un charco este nos puede halar la dirección haciéndonos perder el control.

Encender las luces. Todo vehículo automotor deberá tener encendidas las luces exteriores a partir de las dieciocho (18) horas hasta las seis (6) horas del día siguiente, y cuando las condiciones de visibilidad sean adversas. Esto evita accidentes.

Conservar distancia con el vehículo de adelante.  En Colombia existe una distancia de seguridad para los vehículos y en caso de lluvia se debe mantener tres veces la distancia con respecto al vehículo de adelante;  esto evitara accidentes por alcance, da mayor distancia de reacción frente a una eventualidad que se presente con nuestro auto o el de adelante.

Conducir a una velocidad prudente. Se debe conducir a una velocidad prudente, por lo menos a la mitad del límite permitido, el exceso de velocidad se puede convertir en un accidente.

Tener cuidado con el deslizamiento. Sucede cuando se pasa por el asfalto mojado, las llantas pierden adherencia y por ello se recomienda no hacer movimientos repentinos; suelte el acelerador para ir reduciendo la velocidad.

Encender el ventilador o el aire acondicionado para desempañar el vidrio. Al mantener los vidrios arriba se pueden empañar y reducir la visibilidad, se recomienda usar productos repelentes de agua.

Tener cuidado con los charcos. Los charcos pueden camuflar baches o  alcantarillas destapadas por lo que es prudente evitarlos o pasarlos a baja velocidad.

Para tener una conducción segura también se debe efectuar la revisión de las plumillas del limpiabrisas, no deben tener suciedad. Es importante revisar que no estén duras, rotas o cuarteadas; revisar que el depósito  limpiabrisas esté lleno, la presión de inflado de las llantas y que no estén lisas, por reglamentación en labrado no debe ser inferior a 1,6 mm, no olvide revisar bien su auto antes de salir y para esta época de lluvia no olvide extremar las medidas de  seguridad, no sobra seguir las recomendaciones a fin de evitar accidentes.

Entradas relacionadas

Comentar