Ford RS200 1984-1988

El Ford RS200 fue diseñado como el mejor y más avanzado auto de rallys, para competir en la prueba de rally internacional más dura, el Grupo B. el auto más moderno para el campeonato. Sin embargo, apenas en su debut, el Grupo B fue prohibido tras unos espantosos accidentes. Hecho que no le impidió seguir siendo un súper auto de rally cross y de calle.

Todos los RS200 eran blancos, al principio llevaban empotrados asientos deportivos de competencia Sparco. Los modelos de calle desarrollaban 250 caballos, los de competencia podían llegar a los 700 caballos. La mayoría de los RS fueron utilizados en competencias.

Bajo la piel

Bajo el capó se aloja un motor trasero, la última versión y la más perfecta del Cosworth BD (arboles de levas accionados por correa) diseñado a finales de los años 60’s. Ford perfecciono este motor y lo amplio a 1800 centímetros cúbicos, utilizando un turbo alimentador Garret AirResearch. Con dos árboles de levas en la cabeza (twin cam), cuatro válvulas por cilindro y una lubricación por cárter seco, el motor en aluminio acoplado a una transmisión manual de cinco velocidades, algunos de los rivales del RS200 tenían tracción permanente en las cuatro ruedas. Pero los conductores del RS podrían seleccionar, si deseaban tracción permanente o solo a dos ruedas.

La trasmisión se diseñó de tal forma, que la caja de cambios se encontraba montada en la parte delantera del motor longitudinal, con lo cual se logró un mejor reparto del peso y un bajo centro de gravedad, ya que así los órganos mecánicos estaban todos situados dentro de la batalla del vehículo. La tracción total contó con tres diferenciales viscosos de deslizamiento limitado tipo Ferguson y el piloto podía desconectar el delantero desde el habitáculo.

Una característica particular es la aplicación de un intercooler, dicho elemento fue incorporado en el techo, por encima de la cubierta del capó. Según las pruebas realizadas en el túnel de viento demostraron que era la mejor ubicación para este, que introducía aire frio y denso en el turbo.

Estaba provisto también de amortiguadores y resortes helicoidales dobles, para absorber las grandes fuerzas que se generan en las pruebas de rally del más alto nivel. También estaba ensamblado con barra estabilizadora en la parte delantera y trasera.

El nuevo vehículo se consideraría un diseño único porque su carrocería sería construida en acero, kevlar y fibra de carbono, a diferencia de otras marcas, no corresponde a ninguno de los modelos de producción de la Ford, sino que contó con una carrocería diseñada específicamente para ese auto.

Hechos históricos

  1. debuta en el Mk 1 Escort, el nuevo auto de rally del Grupo B. RS significa Rally Sport y 200 las unidades a producir.
  2. sale de la línea de producción el auto número 200 y Ford gana su primer evento, el Rally de Lindisfarne.
  3. El RS200 queda tercero en su primer mundial en febrero y gana su primer Rally internacional, el Rally Ardennes, en Bélgica.
  4. el Ford RS200 es vendido como auto de calle o para uso de rallycross. Todos los encargos se concluyen en 1988. La muerte de Henri Toivonen a bordo de un Delta S4 en el Rally de Córcega de 1986 y el accidente de Santos en Portugal, hacen que la FIA considere a los autos del Grupo B demasiado rápidos y peligrosos para las estrechas carreteras en las que se disputan los rallies y en forma unilateral, con el descontento de las marcas que habían invertido grandes sumas de dinero en el desarrollo de los autos, cancela la participación del Grupo B.

El Ford RS200 fue la tercera generación de los 4X4 de altas prestaciones mecánicas, un verdadero deportivo de cuatro ruedas motrices inspirado en el Audi Quattro y el Peugeot 205 T16, un deportivo que pretendía construir 200 unidades para competir en el Grupo B del campeonato internacional de rallies, con la intención de unirse a los podios de Audi y Peugeot y establecerse como el ganador de estas justas.  Una competición bastante rentable desde el punto de vista mediático, pero donde las exigencias prestacionales eran bastante altas. Donde el alarde de la ingeniería del Audi Quattro imponía desarrollos mecánicos cada vez más sofisticados y costosos, convirtiendo estos poderosos autos de cuatro ruedas motrices en bólidos similares a los de la Formula 1.

De esta forma la FISA (Federación Internacional de Deporte Automovilístico) prohibió la categoría del Grupo B, abolió los alerones, limito los tramos y kilómetros de cada etapa, obligando a montar extintores automáticos en los autos y creó un nuevo campeonato del mundo dedicado a autos del Grupo A, construidos al menos en 5000 ejemplares, es decir: se correría con automóviles parecidos a los de serie y no con monstruos tecnológicos, excesivamente  evolucionados.

Entradas relacionadas

Comentar