Filtro de aceite: qué es y para qué sirve

El filtro de aceite es uno de los elementos del vehículo que revisamos y cambiamos con mayor regularidad. Y es que al menos una vez al año acudimos al taller para realizar el cambio de aceite y el cambio de los filtros correspondientes, entre los que se incluye el filtro del aceite. ¿Sabes qué es, para qué sirve y por qué se debe cambiar periódicamente? Hablamos de ello a continuación.

Qué es el filtro de aceite y para qué sirve

El filtro de aceite es un componente del motor del vehículo que posee forma de cartucho y que filtra las partículas de suciedad del aceite a través de unos poros ubicados en su interior.

De ahí que su mantenimiento sea tan importante para mantener la salud de nuestro vehículo. En otras palabras: el filtro del aceite protege la mecánica de nuestro vehículo de partículas y residuos que flotan en el propio lubricante y que, en caso de que no se retuvieran, podrían dañar el motor.

De hecho, un filtro de aceite en mal estado puede provocar daños relacionados con un menor rendimiento del motor, un excesivo consumo de carburante o un desgaste prematuro de ciertas piezas mecánicas.

Cuando debo realizar el cambio de aceite

Por norma general, el cambio de aceite motor de un automóvil sin demasiada antigüedad se realiza cada año o cada cierto kilometraje (5.000 - 10.000 - 15.000 - 20.000 Km, dependiendo del tipo de aceite.)

En caso de dudas, lo mejor es consultarlo en el manual del propio vehículo dado que estos periodos o kilometrajes varían en función de la calidad del aceite, del tipo de motor, de la antigüedad del mismo y de las condiciones de funcionamiento.

Cambio de filtro periódico

Conocer y respetar los intervalos de mantenimiento que marca el fabricante de nuestro vehículo es esencial para garantizar el correcto funcionamiento del mismo. Sin embargo, en contra de lo que muchos conductores piensan, realizar el cambio de aceite no basta sino que deberemos realizar la sustitución del filtro de aceite.

En definitiva, es recomendable que realicemos el cambio de aceite y sustituyamos el filtro de aceite una vez al año, con independencia del tipo de vehículo y de los factores influyentes comentados anteriormente. En el caso de que cambiemos el aceite viejo por uno nuevo pero mantengamos el filtro antiguo estaremos mezclando dos lubricantes, uno viejo y uno nuevo, y estaremos poniendo nuestro motor y la mecánica de nuestro vehículo en riesgo.

Entradas relacionadas

Comentar