Filtro de aceite de motor

Ya debemos conocer muy bien la importancia de los filtros en el auto, principalmente el del aceite. De este depende el buen funcionamiento del motor. Ya hemos tocado algunos temas respecto a los filtros en artículos anteriores. Sin embargo es indispensable conocer que cada vez que se cambia el lubricante, debemos cambiar el filtro del aceite.

Es clave también cambiar el filtro. Tal y como nos cuentan los especialistas en lubricantes, el aceite del motor de tu coche sirve para reducir la fricción entre las partes móviles, con lo que se reduce el desgaste de los componentes y prolonga la vida. Debe estar lo más limpio posible y para ello se vale del filtro.

Filtro de aceite nuevo y usado

El filtro de aceite se encarga de retener todas las impurezas y partículas que están en suspensión en el lubricante y que pueden llegar a desgastar las piezas móviles del motor. Tales como: pequeños residuos de la combustión o pequeños fragmentos de metal producto del rozamiento de los componentes internos

Si el filtro de aceite se encuentra en mal estado, los elementos descritos anteriormente, se encuentran circulando por el motor, de esta forma el motor reduce sus prestaciones, además genera mayor consumo de combustible y reducirá su vida útil.

Tipos de filtros de aceite y sus partes

Tipos de filtros de aceite

El filtro de aceite es un cartucho, que contiene un elemento filtrante que cuenta con diferentes capas de elementos porosos, por donde pasa el lubricante para ser filtrado. Si está en buenas condiciones retiene más de 97% de partículas, muy pequeñas, de entre 10 y 40 micras de tamaño, para que se hagan una idea del tamaño de las partículas un cabello tiene un espesor de unas 60 micras. Hay diversos tipos en el mercado, en función de su estructura:

Filtro de aceite con cartucho intercambiable

Mantiene la carcasa exterior y solamente hay que cambiar el filtro interior. Son más baratos (no hay que cambiar todo), pero también más difíciles de cambiar para manos inexpertas. Suelen encontrarse en motores diésel y algunos autos del segmento medio y alto.

Filtros de aceite monoblock

Se trata de una sola pieza, muy sencilla de extraer y reemplazar. Son los más habituales.

Filtro de aceite centrífugo

Emplean una fuerza centrífuga, que moviliza el aceite a su paso, para empujar las partículas nocivas hacia un papel de filtro. Los usan sobre todo los automotores diésel de gran tamaño.

Partes del filtro de aceite

Válvula de desvío (bypass)

Esta válvula la incorporan los filtros de alta calidad. Se encarga de dirigir el aceite que no se ha filtrado al circuito en caso de que esta se obstruya. Este tipo de válvula es ideal en climas fríos, donde el aceite tiende a espesarse mucho, hasta que el motor empieza a elevar la temperatura y se calienta.

Válvula anti-retorno

Esta válvula también la incorporan los filtros de calidad, evita que el aceite retorne todo al cárter una vez se apaga el motor. De esta forma, los filtros y conductos tienen aceite en el circuito al encender el motor.

Carcasa del filtro

Es el armazón del filtro. Han existido casos (en arranque en frío), que provocan tal presión que pueden llegar a estallar. No es común.  Pero puede suceder, en esos casos se pierde todo el aceite y los daños al motor son considerables; sino fatales para el motor.

¿Cuándo cambiar el filtro de aceite?

Se debe seguir siempre las recomendaciones e indicaciones del fabricante, las puede encontrar en el manual del fabricante. Como una regla general, la vida útil del filtro esta cercana a los 10.000 kilómetros y lo más recomendable es sustituir cada vez que se realice el cambio de aceite, para evitar que se filtren residuos acumulados en el aceite nuevo.

El valor de un filtro de aceite depende del tipo de filtro que tenga el auto. Los filtros de carcasa son los más utilizados en la mayoría de los autos. En caso de que no encuentre la refacción original, asegúrese elegir un filtro de una marca reconocida y de buena reputación en el mercado.  No escatime en gastos cuando las piezas comprometan los componentes mecánicos y los de motor.  Lo que ahorra en costos lo paga en la vida útil.

Para seleccionar el filtro debemos fijarnos en la capacidad de filtrado, esto indica, la cantidad de contaminantes que pueden retener antes de obstruirse. Cuanto más, mejor (los buenos tienen una capacidad de 13 gramos). Y debe tener presente también qué tan eficaz es para eliminar las partículas de menor tamaño.

Entradas relacionadas

Comentar