Factores que intervienen en el cálculo del seguro de auto

Cuando una compañía de seguros se dispone a calcular el seguro de auto, tiene en cuenta una serie de factores que son clave para saber el importe final de la póliza. Unos factores que vamos a pasar a enumera para poder comprender su importancia y la relevancia que tienen dentro de este cálculo.

Los 7 factores que utilizan para calcular el seguro de auto

Antes de comenzar a enumerarlos hay que decir que no todos tienen la misma repercusión sobre el cálculo de la póliza. Un dato que, como es de esperar, no tiene por qué mencionar la compañía en ningún momento.

Cobertura principal y adicionales

Como no podía ser de otro modo, el primer factor, y el más determinante de todos, es la cobertura principal o tipo de seguro, así como las coberturas adicionales que contratamos. Y es que, en absoluto es lo mismo contratar un seguro a todo riesgo que un seguro a terceros con o sin franquicia en ambos casos.

Asimismo, en caso de que el asegurado decida contratar coberturas adicionales como pueda ser el caso de lunas, robo o incendio, evidentemente, el precio de la primera se verá incrementado siguiendo los baremos de la compañía aseguradora en cada caso no teniendo por qué ser éstos los mismos entre distintas compañías incluso dentro del mismo territorio nacional.

Quién conduce

El conductor es fundamental a la hora de calcular el seguro de auto. De hecho, se establecen diferentes baremos para los casos en los que el conductor habitual del vehículo en cuestión sea el propio asegurado y para los casos en los que no lo sea siendo la prima algo más cara en el segundo caso.

Frecuencia de conducción y distancias

Como se puede uno imaginar, las compañías aseguradoras van a considerar que hay más riesgo en un conductor que recorre grandes distancias con una frecuencia elevada con respecto a uno que hace lo contrario.

Por ello, este será un factor clave a la hora de establecer el valor de la primera. Es más, a día de hoy, los conductores profesionales, es decir, aquellos que necesitan de la conducción por motivos laborales, suelen tener siempre en cuenta este aspecto ya que para ellos es crucial tener un seguro de auto que se ajuste a sus necesidades en todos los casos.

Historial de circulación

Cuando hablamos del historial de circulación de un conductor a la hora de calcular el seguro de auto, nos estamos refiriendo al hecho de que la compañía aseguradora debe conocer en todo momento, y de hecho lo conoce ya que tiene contacto permanente con las autoridades de tráfico, la cantidad de infracciones, y los motivos de las mismas, que ha cometido el asegurado.

A partir de ahí, la compañía interpreta, y de hecho lo ejecuta a la hora de calcular el importe de la póliza, que un conductor con un historial limpio supondrá menos riesgo que uno que hay cometido infracciones. No solo por el elevado número de probabilidades de verse involucrado en un siniestro sino porque cuantas más infracciones, más veces tendrá que intervenir el servicio legal de la compañía.

Lugar de residencia

No todos los lugares del planeta son iguales en cuanto a riesgo para la conducción se refiere. De hecho, a día de hoy, las grandes urbes, las cuales, por supuesto, suelen estar mucho más pobladas que las pequeñas localidades, suponen un riesgo mayor para la circulación y en consecuencia un mayor riesgo para el asegurado con todo lo que ello implica desde el punto de vista del valor de la póliza.

Edad y sexo

Estos dos factores, a día de hoy, son considerados como vitales. Y lo son en base a las estadísticas que las propias aseguradoras manejan, las cuales, suelen reflejar de una manera bastante precisa la realidad.

En consecuencia, una compañía de seguros de autos considera que una mujer es más prudente y responsable por lo que supone un riesgo menor para ellos. Del mismo modo, una persona joven tanto en edad como en cuanto a tiempo de licencia de conducir se refiere, supondrá un riesgo mayor para la circulación.

Historial crediticio

Este último factor es más interesante que importante sobre todo porque se ha incluido no hace mucho tiempo como consecuencia de la crisis económica. Y es que, en las compañías aseguradoras se tiene muy en cuenta el hecho de que un asegurado pueda hacer frente al pago de la prima de la póliza correspondiente.

Es por ello por lo que de tener algún antecedente de impago de algún crédito o tipo de préstamo, la compañía no solo puede aumentar el precio de la póliza sino que incluso puede denegar el contrato con el asegurado.

Entradas relacionadas

Comentar