Factores que deprecian un vehículo

En la actualidad, el mercado del automóvil está pasando por un momento convulso, con mucha incertidumbre sobre el futuro. Es por ello que muchos usuarios tienen dudas sobre qué auto comprarse en estos momentos para que no sea una mala inversión. Y un factor a tener muy en cuenta a la hora de la compra es la depreciación que sufrirá el auto desde el mismo momento que sale del concesionario.

Por eso vamos a hablar de algunas claves a tener en cuenta en este aspecto. Hace unas semanas ya hablamos de algunos de los autos que menos se depreciaban y ahora vamos a rasgos más genéricos. Vamos a hacer distinción por valores tales como el combustible, marca, procedencia, o lo que vaya a ser usado el auto.

Tipo de combustible

Aunque parezca algo poco relevante hay compradores que toman en cuenta el tipo de combustible, desde el punto de vista de economía, ecología o potencia.

Marca

Existen diferentes marcas a nivel mundial y las que gozan de reconocimiento las tenemos en nuestra mente, Toyota, Mazda, Chevrolet, Renault, Hyundai, Kia y dependiendo de la marca el auto se deprecia. Los vehículos premium o de marcas de gama alta tienden a devaluarse diferente dependiendo de la consecución de repuestos y del modelo. Es importante considerar las importaciones directas y las que vienen desde la concesionaría.

Procedencia o nacionalidad

Todos conocemos los principales fabricantes de automóviles europeos, estadounidenses o japoneses. Al fin y al cabo son los que dominan nuestro mercado. Sin embargo, hay muchos más fabricantes en el mundo que ese reducido grupo de una veintena de marcas.

De hecho, hay unas 155 marcas de automóviles en el mundo. Algunas son artesanales y fabrican menos de 5 coches al año (algunas incluso fabrican un modelo cada cuatro años), mientras que otras producen medio millón de vehículos al año, pero que no llegan a nuestro mercado.

Mantenimiento

El mantenimiento que se le proporcione define la calidad del motor y el desgaste. Un automóvil con un mantenimiento adecuado es un cheque al portador. El precio es directamente proporcional al estado de conservación y mantenimiento mecánico y por ende a la vida útil.

Factor de trabajo

El factor de trabajo influye en la depreciación, e influye mucho más si a mayor kilometraje se le aplica menor mantenimiento. Un automóvil con poco kilometraje y poco mantenimiento tampoco es completamente recomendable.

Estado general

El uso que se le dé al automóvil influye de manera directa en el precio, el estado de conservación de la pintura, la tapicería y la mecánica son factores que se tienen en cuenta cuando se realiza un avalúo del automotor, siendo el del motor el más relevante o el de mayor porcentaje de depreciación tiene.

Obsolescencia tecnológica

La obsolescencia tecnológica es relevante en el presente del automóvil. A medida que pasa el tiempo salen nuevos componentes, materiales, sistemas de seguridad, combustibles y alimentación, procesos y sistemas electromecánicos.

Entradas relacionadas

Comentar