Factores de riesgo al salir de vacaciones en el auto

Salir de vacaciones y pasear es uno de los grandes placeres de la vida, algunas veces optamos por viajar en avión a lugares paradisiacos, pero en otras ocasiones preferimos un lugar más próximo y tomamos carretera.

Salir de vacaciones en auto tiene sus riesgos y para no aguar las vacaciones es mejor extremar las precauciones para evitar los errores humanos al volante. La mayoría de los conductores no tienen en cuenta que conducir durante varias horas puede ser peligroso o que incluso aspectos como el cinturón de seguridad puede salvarle la vida.

No se trata de comportamientos o factores clásicos reglados como la velocidad, el alcohol, las drogas o el uso del móvil, sino de comportamientos que pasamos por alto y que su prevención ayudaría a reducir el número de accidentes en carreteras.

1.     Adelantamientos precipitados

Viajar en familia juntos implica ir en varios carros y al viajar en caravana adelantar de forma precipitada por intentar seguir juntos y al mismo ritmo, puede convertirse en un peligro. Lo más recomendable es considerar un ritmo adecuado y estar atento del grupo sin exponerse al adelantar en lugares prohibidos y en curva.

2.     Medir el trayecto en tiempo

Cometemos el error de medir el trayecto a nuestro destino en tiempo y no en kilómetros, siempre nos fijamos una hora de llegada incrementando la velocidad y los adelantamientos. Es mejor viajar con el tiempo muy holgado, contando con cualquier situación imprevista que se pueda presentar en el camino.

3.     La fatiga

Hay un riesgo más alto en época de vacaciones por la fatiga con que muchos inician y terminan su viaje. A veces se sale a descansar y por la correría se llega más cansado. Un conductor fatigado duplica el número de distracciones, aumenta su tiempo de reacción, comete más errores y mira los retrovisores y las señales de tráfico cuatro veces menos que un conductor descansado.

4.     Horarios de conducción

Conducir es una actividad física desgastante que requiere de mucha atención y un estado psicofísico adecuado. Por ello, existe un tiempo límite de horas para realizar esta actividad, el exceso de horas al volante puede convertirse en un riesgo.

Muchos de los accidentes de tránsito se producen por la fatiga y la somnolencia. Conducir durante varias horas seguidas sin realizar paradas es un error que cometemos frecuentemente. Es aconsejable prepararse con unas buenas horas de descanso previas a cualquier viaje en el auto.

Según estudios, el tiempo máximo de conducción diaria no debería exceder de 9 horas, salvo dos veces a la semana que podría llegar a las 10 horas. Luego de seis días de conducción diaria, el conductor deberá tomar un descanso semanal.

5.     Mapas y rutas

Aunque las cosas no siempre salgan según lo planeado es importante conocer las rutas principales y alternativas. Es mejor ayudarse de un mapa e ir indagando cuando no esté completamente seguro. La ayuda del Gps es valiosa y nos quita esos mapas engorrosos, pero en algunas ocasiones no tiene conectividad y en otras nos puede mandar por rutas insospechadas  y peligrosas. Hace poco en un viaje el Gps nos mandó por una ruta, que, si nos ahorróhora y media de camino pero era una vía empinada y con curvas cerradas, donde los cuatro vehículos calentaron frenos, gracias a Dios encontramos nuevamente la vía principal, un poco asustados pero con menos tiempo de camino.

6.     Trancones o atascamientos

Los atascos generan mucho estrés en los conductores, alteran la atención y se potencia notablemente la agresividad.

7.     Cinturón de seguridad

Abrocharse el cinturón de seguridad es un acto que salva vidas. Miles de personas mueren o sufren de lesiones en un accidente de tránsito cada año. Un acto tan sencillo como abrocharse el cinturón de seguridad puede hacer la diferencia.

El cinturón de seguridad es un elemento sencillo de usar, libra de lesiones mayores  y muerte. Pese a todos los beneficios que aporta el cinturón para la seguridad vial, todavía existen personas que no lo usan de forma voluntaria o porque se les olvida.

8.     Distancia de seguridad

La distancia de seguridad es una de las normas de seguridad más importantes de la conducción. Y, por desgracia, es una de las menos respetadas en ciudad y carretera por igual.

Es la distancia que debe mantener con el vehículo delantero para evitar colisionar si este frena de repente. Muchos piensan que esta distancia no es necesaria, ya que esos frenazos no ocurren a menudo. Pero sí que ocurren y la distancia de seguridad puede salvarle la vida a usted y al vehículo que está delante.

Entradas relacionadas

Comentar