ETV, vehículos de otro mundo

El Extra Terrestrial Vehicle ETV, un auto de otro planeta o eso es lo que parece. El mundo automotriz también tiene sus extravagancias, algunas veces nos encontramos con que los mismos fabricantes experimentan y nos presentan versiones sumamente futuristas de algunos modelos, o vehículos completamente nuevos que son tan extraños que rara vez llegan a producción.

En la mayoría de los casos son los mismos clientes quienes personalizan sus autos para que se vean completamente diferentes, siguiendo una idea que ellos tienen de cómo debería ser. Y hay ocasiones en las que su nueva “visión” del auto, por más extraña que sea, le gusta a más gente y deciden ofrecer sus servicios para modificar los modelos de los demás.

Extra terrestrial vehicle ETV

Ese es el caso de Mike Vetter, que tenía una idea de cómo sería un auto extraterrestre y lo creó, incluso estableciendo su propio taller en donde hace las modificaciones al modelo original, y son muchas modificaciones.

El ETV, siglas para Extra Terrestrial Vehicle, es un auto que parece haber salido de la pantalla de alguna película de ciencia ficción. Su carrocería está claramente basada en los OVNIS que se ven en una sala de cine.

El pack

El paquete básico cuesta 10 mil dólares e incluye la carrocería, un marco de acero tubular, faros delanteros y trasero y las ventanas que están fabricadas con lexan.  Puede fabricarlo usted mismo o si quiere comprarlo ya hecho cuesta aproximadamente 45 mil dólares.

Estructura

La carrocería llega lo más cerca que puede al piso y cuenta con cubiertas para las llantas, para crear un efecto visual que hace que parezca que el auto flota.

Pero las modificaciones no se quedan sólo en el exterior. De qué serviría que se vea así si al final por dentro es un auto normal. El habitáculo también está completamente reconstruido.

Tiene capacidad para dos pasajeros y cuenta con tablero y asientos nuevos, los cuales parece se pueden pedir en varias formas y con diferentes tapicerías.

El Extra Terrestrial Vehicle ETV está homologado para poder circular en las calles sin ningún problema y su desempeñó dependerá completamente del auto donante, pero definitivamente creemos que la mejor opción es tomar un auto rápido como base, a fin de cuentas, nadie se imagina un OVNI propulsado por un motor de 100 caballos de fuerza en lugar de una turbina o algo parecido.

Video

Entradas relacionadas

Comentar