Errores que todo conductor novato ha cometido

Todos hemos pasado por ese momento en todo momento de nuestra vida tenemos una época de novatos, después de haber obtenido la licencia de conducir, que por cierto actualmente se debe realizar en una escuela de enseñanza automovilística. Actualmente es requisito para obtener la licencia el certificado de escuela. Una vez hemos obtenido la licencia   y nos enfrentamos solos al tráfico es difícil no sentir pánico, ya no va a estar el profesor en el asiento del copiloto para sacarte de un apuro.  Algunos de los errores  que cometen algunos novatos.

  1. Colocar el letrero de conductor principiante en el parabrisas trasero. La seguridad es algo importante y está bien que todos estén al tanto de que el conductor del auto es novato. Lo más importante al volante es la seguridad, debemos estar seguros de nuestros conocimientos y capacidades al volante.
  2. Hacer caso a todos los consejos de la gente. Los conductores más experimentados pueden enseñarnos mucho, pero cada persona tiene diferentes maneras de conducir, es bueno seguir algunas recomendaciones, pero no cambies la forma de conducir que aprendiste en la escuela.
  3. Olvidarse del mantenimiento del vehículo. Normalmente el primer auto sino es nuevo tendemos a olvidarnos del mantenimiento el aceite no se cambia solo, el depósito no se llena de forma mágica y los neumáticos nunca se estropean. Pero claro, cuando llega el momento, la cuenta puede salirnos costosa.
  4. Saltarse las normas de transito. Ya sea por los nervios, por confiar demasiado en uno mismo o por creer que las normas de circulación solo te las enseñan para superar el examen teórico y luego se pueden olvidar. Los límites de velocidad, las distancias de seguridad, y las señales de tráfico están ahí para nosotros también.
  5. Creerte el mejor conductor del mundo. La confianza mató al gato, nada de pensar que estas en un videojuego de autos, pero tampoco llegando al extremo, todo extremo es malo, algunos porque son muy imprudentes al volante y otros que no pasan el auto de la tercera marcha, porque piensan que si le ponen el siguiente cambio el carro va a acelerar, les recordamos que la velocidad sale pisando el acelerador. Después de los primeros meses de "rodaje" muestran, en ocasiones, demasiada confianza tanto en sus capacidades al volante como en las del propio vehículo. Tratemos de inculcar los que ya somos veteranos en esto el respeto a los límites de velocidad como sentido común en la conducción.
  6. Escoger el carril. Otro de los errores que cometemos cuando somos novatos, es escoger el carril, ya estamos cansados de ir por el carril derecho, detrás de los autobuses y autos lentos, algunos se lanzan al agua y cogen el carril izquierdo, que bien se siente, al fin estoy andando, pero tengo una fila detrás pitando y pidiendo que me cambie de carril, o tal vez opte por ir por la mitad de la carretera porque me siento más seguro sin tener en cuenta que tengo la línea que divide los carriles en la mitad de mi auto, así pues tendré más seguridad pero voy transitando en medio de los dos carriles, por tanto es mejor seleccionar el carril que más se acomoda a la velocidad de marcha que llevo.
  7. Distracciones. Un mal de los más jóvenes y de algunos ejecutivos experimentados es la tecnología, los teléfonos móviles, traen miles de aplicaciones, los autos modernos también traen innovaciones tecnológicas, la dependencia a estas tecnologías puede llevarnos a apartar la vista de la carretera con mayor frecuencia.
  8. Los charcos y el agua. No se debe menospreciar el peligro que implica una calzada húmeda, el hidroplaneo o aquaplaning no avisa y es muy difícil afrontarlo, el exceso de confianza puede llevar a ignorar esta circunstancia del terreno, se debe evaluar siempre las condiciones atmosféricas.
  9. Distancia de seguridad. Con los años uno aprende la importancia. Es un punto al que muchos conductores tanto novatos como experimentados no suelen dar la consideración requerida, hasta que aprenden la lección por las malas. Este problema cuando es en carretera se torna algo de vital importancia. Casi todos hemos tenido alguna vez a algún conductor más pegado a nuestro maletero que la propia matricula en un irracional acto de apurar distancias para el adelantamiento.
  10. El primer auto. Aspectos como seguridad, garantía o eficiencia suelen ser obviados y en vez de hacerse con un vehículo relativamente moderno, seguro y ahorrativo se cae en la tentación, de adquirir un auto con el argumento que sea el más bonito, espectacular o potente en vez de otras alternativas más seguras, o económicas a medio plazo, disponibles con el mismo presupuesto.

La reflexión para los conductores mas experimentados y los novatos, que debemos actuar de la forma más serena y humana, practicar el manejo defensivo, "como te ves, me veo. Como me ves, te verás" como conductores siempre vemos los errores de los demás pero no nos damos cuenta de los errores que nosotros cometemos, mas conciencia y tolerancia al volante.

Entradas relacionadas

Comentar