Errores de los motociclistas donde tienen la culpa en el accidente

La motocicleta es el vehículo que se encuentra involucrado en la mayoría de los accidentes de tránsito. Se estima que por cada carro, ya hay cerca de 3 motocicletas rodando en el país. Lo que indica que se ha convertido en un medio de transporte popular, por la facilidad en la movilidad y la economía.

Un accidente de tránsito donde esté involucrado un motociclista no solo pone en riesgo la vida de este, sino que afecta la propiedad y el bienestar de los otros involucrados. A continuación les presentamos los errores más comunes de los motociclistas donde inevitablemente tienen la culpa en el accidente.

Las Cifras

Cada vez son más las personas que deciden tener motocicleta. Como hablábamos en uno de nuestros artículos: la moto es el medio de transporte preferido por los colombianos. Pero hay que tener en cuenta otros factores más allá de la facilidad de movilidad, a la hora de adquirir una.

Según cifras de Fasecolda (Federación de Aseguradores Colombianos) a noviembre de 2015 habían 7,5 millones de automotores cubiertos con SOAT, de los cuales el 46% corresponden a motocicletas, el 30% a vehículos familiares y el 24% restante corresponde a otras categorías.

El problema está en que la mayoría de las victimas que se atendieron con cargo al SOAT son motociclistas,  con el agravante que le suman la evasión y el fraude representado en la falsificación de este documento, hacen que el nivel de aseguramiento sea del 70%.

Errores más comunes de los motociclistas

Muchos de los casos suceden por  las imprudencias, el afán y el desconocimiento de las normas de tránsito. Todo esto lleva a cometer errores durante la conducción, que desafortunadamente terminan en accidente. A continuación los errores más comunes.

1.    Adelantar por la derecha

Adelantar por la derecha e incluso en algunas circunstancias invadir los andenes para llegar hasta el semáforo son algunas de las prácticas de los motociclistas. Este es para mi juicio el error más común y peligroso de todos. Cuando adelantamos por la derecha en moto, asumimos un riesgo muy alto. Pueden suceder accidentes como colisionar con otras motocicletas, bicicletas, algún pasajero descendiendo del vehículo o la apertura de la puerta de un auto puede resultar en tragedia.

La lógica y el sentido común demuestran que es más factible adelantar por la izquierda y que adelantar por la derecha está prohibido. En consecuencia infringir esta norma le da la culpabilidad al motociclista en un accidente de tránsito.

2.    Adelantar en medio de los automóviles (zigzag)

Es cierto que algunos conductores de auto no dan el espacio suficiente para que estas transiten, pero resulta que algunos motociclistas han adoptado la práctica de movilizarse entre los vehículos (zigzag). Las motocicletas deben ocupar el mismo espacio de un vehículo, transitar por el centro del carril y cumplir las normas igual que cualquier automóvil.

Al realizar este tipo de maniobras, pone en riesgo su integridad, la de los demás conductores y aumenta las posibilidades de un choque.

3.    Llevar la moto prendida, mientras camina por el andén para estacionarla

Algunos motociclistas audaces incurren en esta peligrosa practica, para evadir una norma de transito se bajan de la moto y la empujan encendida, pasando por andenes, cebras y demás fingiendo que van a estacionar o están varados empujándola para incorporarse en un carril contrario o bien sea para estacionarse.

El problema  de la situación no es el solo el  hecho de incumplir  una norma de transito, sino que mantener la motocicleta prendida al caminar por las aceras es peligroso, ya que se puede perder el control de la misma y ésta puede colisionar con los peatones, causando lesiones físicas graves.

4.    Choque por alcance

Recuerde mantener siempre la distancia de seguridad entre vehículos, sino tiene en cuenta este detalle, puede ser considerado responsable del accidente.

Según el Código Nacional de Tránsito Terrestre, la distancia de seguridad para un vehículo que va a una velocidad de:

  • Hasta 30 km/h por hora debe ser de 10 metros
  • Entre 30 y 60 km/h, la distancia debe ser de 20 metros
  • Entre 60 y 80 km/h, debe ser de 25 metros
  • Más de 80 km/h la distancia debe ser de 30 metros o aquella que la autoridad competente indique.

5.    Exceso de velocidad

La moto por naturaleza es un sinónimo de libertad, de adrenalina y deporte. Para quienes piensan en la moto como un juguete para correr, deben estar muy atentos si creen que por el tamaño no son detectados por los radares de velocidad, puede que reciban la sorpresa, y si se ven inmersos en un accidente de tránsito y tienen los elementos para demostrar que venía transitando a exceso de velocidad, le pueden atribuir la responsabilidad.

6.    Carriles exclusivos

El afán, los trancones o la adrenalina o aventura que le sobreviene los lleva a entrar en los carriles exclusivos de los sistemas masivos de transporte (transmilenio, mío, transcaribe, etc). Incurrir en esta práctica puede aumentar la probabilidad de un accidente, e incluso atribuirle la culpabilidad al motociclista en el accidente así el que haya provocado el accidente sea el bus, por el solo hecho de transitar por un carril que es de uso exclusivo para los vehículos del sistema. Entonces los costos relacionados con el daño total o parcial de la moto, así como los perjuicios físicos sufridos por su conductor y/o pasajeros, tendrán que ser asumidos por el motociclista.

7.    Tripleta

Dice un viejo adagio popular “va más mal que tres en un burro”, es una práctica frecuente en las ciudades pequeñas donde la motocicleta es el vehículo más utilizado. Llevar tres personas, cuando el máximo son dos para transportarse en una moto, lo más posible es que el conductor o propietario de la moto deba asumir la responsabilidad asociada con el hecho.

8.    Niños en la moto

Solo llevar el niño en la motocicleta ya representa una responsabilidad y un riesgo, da tristeza ver familias completas en moto; bebes, niños sobre el tanque de la moto y apenas si los llevan sosteniéndolos en brazos.

Y para agravar aún más la situación, hasta sin casco llevan a los infantes, y el solo hecho de no portar el casco ya conlleva una infracción de tránsito. Este hecho puede ver obligado al conductor a cubrir los perjuicios físicos que le cause al infante.

9.    Conducir en la noche

Conducir entre las 6 pm y las 6 am es un riesgo latente, el conductor se vuelve imperceptible y puede verse involucrado en un accidente. Por tal motivo es tan importante el uso de un chaleco o chaqueta reflectivo que permita la visibilidad del conductor. Es importante y obligatorio transitar con las luces encendidas durante las horas de la noche. Si no cumple con esta norma durante la noche es factible que tenga la responsabilidad en un incidente vial.

Lo que sucede en muchos casos, es que las imprudencias, el afán y la falta de conocimiento de las normas de tránsito pueden llevar a cometer errores al conducir, que desencadenan en accidentes de cualquier tipo. La preocupación surge no sólo por el bienestar de quienes están involucrados, sino también por los costos que estos puede acarrear.

Entradas relacionadas

Comentar