Errores cometidos por las mujeres al volante

Las mujeres están presentes en todos los escenarios de la sociedad, ha crecido el número de mujeres al volante y ellas no se escapan de los errores. Pero como diría alguna mujer: nosotras manejamos así por que quien nos enseñó a conducir fue un hombre.

En nuestro artículo quién conduce mejor entre hombres y mujeres, les dimos la ventaja.En las estadísticas mundiales gozan de un lugar privilegiado al volante protagonizando una menor cantidad de accidentes que los hombres.

A la hora de manejar, el afán y otros factores lleva a que los conductores cometan errores y ellas no se escapan de los errores. Las mujeres son más consientes que los hombres y lo van a notar en los comentarios, conociendo este detalle característico de ellas nuestras damas, vamos a trabajar un corto listado de los errores que ellas cometen al volante.

Maquillarse

La mujer tiene la facultad de hacer varias actividades al mismo tiempo, nos critican a los hombres porque somos mono tareas y se lo valoramos siempre y cuando no sea al volante. Es muy frecuente verlas en los semáforos y por el camino encrespándose las pestañas, aplicándose las sombras y el labial. Eso sí,  indudablemente quedan divinas pero es riesgoso distraerse al volante.

Usar el celular

Es inevitable y ellas tampoco se escapan del uso del celular, las redes sociales, los mensajes de texto y los correos electrónicos, la conectividad hace parte de nuestra vida moderna. Es por esto que los smartphones se han convertido en accesorios indispensables. El problema radica en que al momento de usar el celular ya sea para textear o llamar, nos distraemos y sólo basta un segundo para ocasionar algún accidente o ser multados.

Estacionarse de forma incorrecta

Frecuentemente al ir a  dejar a los niños a la escuela y por la falta de espacio, se estacionan en doble fila, lo que genera un caos vial. También es entendible que uno no pueda evitar hacer lo que hacen los demás, pero puede contribuir con su granito de arena y hacer el descenso y/o ascenso del vehículo de forma rápida.

No son las más hábiles para estacionar así que dejan el auto como quede en el lugar de estacionamiento, pero no importa ellas son lindas.

Cambiar de carril de forma intempestiva y sin señalizar

Aunque es una costumbre que tienen muchos conductores, ellas con una sonrisita se van metiendo al siguiente carril, a veces no pueden evitar ver el vestido del exhibidor o unos lindos zapatos o tal vez llegaron a su destino y a penas si se dieron cuenta.

En este punto también resaltamos que ellas con sus ojitos nos piden que les cedamos el paso, y nosotros muy caballerosos se los otorgamos, sería bueno que algún día nos devolvieran esta misma gentileza.

Voltear a ver los niños sin usar los espejos

Es normal estar muy pendientes de los niños, pero lo malo es voltear a mirar que todo vaya bien allá atrás, descuidando la vista de nuestro camino. Esta distracción maternal puede provocar un accidente. En el mercado local existen unos espejos que se ubican en el espejo del auto con aumento que nos permite tener un control de lo que sucede en el asiento trasero.  Debemos considerar que viajar con menores es una responsabilidad mayor ya que su vida está en nuestras manos así que es mejor concentrarse al volante.

Entradas relacionadas

Comentar