Efectos del alcohol y las drogas sobre el conductor

Está demostrado que el alcohol y las drogas producen efectos nocivos para la salud y generan efectos a nivel neurológico y psicológico, es decir que afecta directamente la conducta, las facultades mentales superiores y la coordinación motriz.

Conducir bajo los efectos del alcohol pone en riesgo al conductor, sus ocupantes y los demás personajes que transitan por las vías. En estas festividades de fin de año el alcohol hace parte de la vida social y de la diversión, sin embargo no es recomendable su ingesta si va a conducir.

Las normas de transito que se refieren  al consumo del alcohol durante la conducción se han endurecido de tal forma que se logra evitar accidentes por este hecho. Conozca los efectos que generan el alcohol y las drogas en los conductores.

Alteraciones visuales

  • Se cambia la percepción de la distancia con los demás autos. El conductor cree que los vehículos están más lejos.
  • La percepción de algunos objetos y colores se reducen, así que el conductor no anticipa las señales de tránsito, los peatones, ni los postes y no toma en cuenta los semáforos.
  • No calcula la distancia de seguridad ante los demás autos que transitan en la vía.
  • No calcula la relación tiempo/velocidad.
  • No enfoca bien el camino.
  • Si visión periférica se disminuye, de tal forma que no perciben muy bien lo que ocurre a su alrededor.
  • Se deteriora su agudeza visual.

Falta de coordinación motora

  • Todas las reacciones físicas se reducen de tal forma que se demora en frenar
  • Sus reflejos se ralentizan
  • Su capacidad de respuesta se ralentiza y exige mayor tiempo para reaccionar.
  • Es más difícil coordinar piernas y brazos
  • Realiza movimientos involuntarios y reduce los voluntarios.

Deterioro en la audición

La capacidad auditiva disminuye y ya no escucha lo que sucede a su alrededor, no escucha el pito, ni el ruido de los autos.

Limites de Alcohol

Las nuevas normas de transito que tienen relación con el consumo de alcohol y la conducción han cambiado y ahora cualquier persona que sea sorprendida bajo los efectos del alcohol va a tener serios inconvenientes jurídicos, puede perder la licencia de transito, pagar multas excesivamente altas y en caso de lesiones o muerte a personas puede incluso ir a la cárcel y afrontar un proceso penal.

  • Conducir embriagado puede significar ir a la cárcel.
  • Multas costosas.
  • Suspensión de la licencia de conducción.
  • Rehabilitación en grupos de alcohólicos anónimos.
  • El conductor debe asumir todas las consecuencias civiles, penales y daños a personas o vehículos afectados.

Entradas relacionadas

Comentar