Defectos de pintura parte II

Los múltiples defectos de pintura que pueden producirse, se pueden presentar en las distintas fases del proceso, en este apartado tocaremos algunos defectos de pintura que se presentan en los diferentes procesos de pintura.  Ya se mencionaron en la primera parte los defectos más relevantes y de mayor frecuencia.

Los defectos de la pintura pueden ser más visibles al final del proceso, por eso es tan relevante realizar una inspección. Para poder hacer un análisis adecuado se debe contar con una excelente iluminación, que sea una luz día o luz natural, sino se cuenta con esta condición se complica el análisis de la tonalidad y los posibles defectos.

Continuando con los defectos de pintura a continuación más defectos de pintura frecuentes:

Pérdida de adherencia

Se produce un desprendimiento de la pintura en forma de escamas. Se presenta por una preparación inadecuada del sustrato (acero, plástico, cataforesis, galvanizado). Falta de preparación y limpieza de la pieza a pintar, es frecuente en pintado de piezas plásticas donde no tienen en cuenta la aplicación de promotores de adherencia. Para corregir este defecto no hay otra solución que lijar y realizar nuevamente el proceso.

Ampollas

Son unas ampollas o protuberancias en la pintura. Se pueden presentar por evaporación de disolventes retenidos en la pintura o partículas de agua, causada por una limpieza deficiente o al realizar lijado al agua, sin la suficiente renovación del agua  o diluir la pintura en solventes inadecuados. Para corregir se lija hasta la base de la ampolla y realizando nuevamente el proceso.

Hundimientos o mapeo

Los hundimientos o rechupados se presenta por una aplicación de pinturas de acabado sobre los aparejos que no tienen un proceso de secado adecuado, o por la aplicación inadecuada húmedo sobre húmedo. También se presenta cuando hay una combinación errónea de pinturas; algunos diluyentes pueden producir estos defectos. En algunos casos leves con el pulido a máquina se puede corregir y en un caso severo se requerirá lijar y realizar el proceso nuevamente.

Sangrado

Aparecen como variaciones en el tono del acabado. Se presenta cuando existen capas de fondo con un color diferente y que llegan a mezclarse con el color nuevo. Para corregir se debe lijar y curar con un aparejo epoxico y repintar.

Decoloración

Es cuando aparece una mancha amarilla o rojiza en la superficie. Se producen por excesiva aplicación de catalizador en la masilla de poliéster. Este afecta la pigmentación del color en la pintura de acabado. Para corregir se debe lijar y curar con un aparejo epoxico y repintar.

Fisuras

Son grietas o fisuras que se presentan producto de las tensiones que se producen entre las capas de pintura, esto sucede con el comportamiento de algunos materiales frente al calor. Sucede cuando se aplica pintura 2k, a una pintura de 1k. También sucede cuando existe un espesor excesivo o no se respeta el tiempo de evaporación al forzar su secado. Para corregir se lija hasta la base realizando nuevamente el proceso.

Cuarteados

En este defecto se observan abundantes fisuras repartidas en una extensión. Se produce cuando se realiza de forma incorrecta la preparación de la pintura, cuando se emplean productos no especificados como diluyentes, endurecedores, aditivos, también por aplicar mal la relación de cantidades. Como en la mayoría de los defectos se debe lijar y repetir el proceso de forma adecuada.

Arrugamiento

Son abultamientos o pliegues en la superficie de la pintura. Sucede cuando existe una aplicación de pintura acrílica de dos componentes en fondo de acrílicos termoplásticos o pinturas sintéticas. También sucede por una aplicación con exceso en el espesor de alguna superficie, o tiempo insuficiente de evaporación. Se debe lijar y repetir el proceso de forma adecuada.

Falta de cubrimiento

Sucede cuando se puede ver la superficie inferior. Según los pigmentos puede ser que la pintura tenga o no un buen poder cubriente, para lo cual se requiere una mayor cantidad de aplicación  o manos para que el color cubra de forma adecuada. Se puede revisar el poder cubriente en una probeta antes de la aplicación en la pieza.

Velados

Son formaciones de manchas con el aspecto de una nube en la superficie de la pintura. Sucede por presencia de humedad en la película de pintura o humedad en la red de aire o el ambiente. Se recomienda siempre pintar en el interior de la cabina y aun mas donde se presentan condiciones adversas. La mejor solución es el repintado de la pieza.

Sombras

Aparecen en las pinturas metalizadas. Sucede por la orientación que tomen los pigmentos metálicos, que se puede producir por una aplicación seca en la base, se debe dejar la respectiva evaporación entre capas. La mejor solución es el repintado de la pieza. En algunos casos menos graves, se puede matizar superficialmente y pintar.

Piel de naranja

Este defecto se presenta como la textura de la cascara de la naranja, de allí su nombre, es un defecto de nivelación de la pintura. Se produce por:

  • Pintura con viscosidad alta
  • Distancia de aplicación
  • Pieza a pintar muy caliente
  • Diluyentes rápidos
  • Capas de pintura excesivamente finas

Para corregir este defecto puede ser suficiente con un pulido a máquina de la superficie aplicando un lijado suave, con una lija 1800 o 2000. Si con ello no es posible corregir el problema,   se requiere el lijado y repintado de la pieza.

Todo defecto de pintura debe corregirse. Algunos  tienen mayor visibilidad cuando están en la parte superior del auto, otros que se encuentran en la parte inferior de las puertas se hacen menos evidentes por lo que  se debe considerar la magnitud afectada.

Entradas relacionadas

Comentar