Decálogo de seguridad para conducir en la noche

La mayor parte de los accidentes de tránsito y los más fuertes por lo general ocurren en la noche. Esto demuestra el alto riesgo que existe al circular en el auto durante la noche, además de que perdemos agudeza visual y se disminuye el campo de visión.

La oscuridad puede ocultar peligros que solo pueden ser visibles a la luz del día, por lo que hay que circular con una mayor precaución. La aparición de cansancio y fatiga se produce principalmente entre las 4 y las 6 de la mañana, cuando baja nuestro nivel de alerta. Y hay un mayor número de conductores que han abusado del alcohol en esta franja horaria.

Hay personas que a pesar de la realidad y las recomendaciones, prefieren circular de noche por la menor densidad de tráfico, para conducir más relajados y para mantener una velocidad más alta.

Para conducir durante la noche se debe gozar de un excelente estado físico y psíquico (sin cansancio ni dolencias), el vehículo debe estar en buen estado y el viaje debe ser planificado con tiempo: conocer bien el itinerario, la localización de las áreas de descanso, las condiciones meteorológicas, el estado de las carreteras, etc.

Si usted es una de estas personas debería tomar nota del siguiente decálogo de seguridad para conducir durante la noche.

Decálogo de seguridad para conductores nocturnos

  1. Reducir la velocidad: es vital mantener los niveles de velocidad, ya que en caso tal debe ser capaz de detenerse totalmente, la velocidad recomendada es la que está establecida para cada tramo y sector (residencial, rural, carretera).
  2. Distancia de seguridad: la mejor forma de establecer la distancia que debe llevar con el vehículo de adelante es utilizar la formula empírica “1/2 de la velocidad actual en metros”. Por ejemplo si se desplaza a 50km/h la distancia ideal es: 50/2=25, 25 metros de distancia.
  3. Aumentar la frecuencia de uso de los retrovisores: debe observar los espejos por lo menos cada diez segundos.
  4. Aumentar la frecuencia de las paradas: siempre y cuando sea posible debe realizar paradas para descansar las piernas, para hidratarse y limpiar los vidrios para mejorar la visibilidad.
  5. Encender las luces de cruce: Ante el primer síntoma de escasa visión, enciende las luces. Es clave saber utilizar correctamente las luces durante los horarios establecidos por el código nacional de transito (6pm a 6am).
  6. Hacer paradas si aparecen síntomas de fatiga: Tome algún alimento, café o bebida energizante.
  7. Parar si aparecen síntomas de somnolencia: Descanse unos 20 minutos y tome algún café o bebida estimulante. Si estás muy cansado, no dudes en dormir algunos minutos para reponerse, si es el caso y tiene la posibilidad de quedarse en un hotel o habitación de camino hágalo, es preferible incurrir en gastos de hospedaje que protagonizar un accidente.
  8. Luces largas: En carreteras donde no haya posibilidad de deslumbrar a otros vehículos, utiliza las luces largas en lugar de las de cruce, así aumentará su percepción nocturna.
  9. Cambio de luces: si se cruza con otro vehículo, debe quitar las luces largas y poner las de cruce, para que no existan riesgos de deslumbramiento.
  10. Reducir la intensidad de la luz: cuanta más luz haya en el interior, peor se ve en el exterior. De ser posible reduzca la luz del tablero de instrumentos y mantenga las luces del interior apagadas.

Entradas relacionadas

Comentar