De rutas por Europa: Vías de España ayer y hoy (Parte 1: Introducción)

Por razones políticas y sociales podríamos considerar que el desarrollo de las vías de comunicación en España llegó con mucho retraso en comparación con sus vecinos de Europa, y hasta la llegada de la democracia a finales de los años 70 solo se podían contar un puñado de carreteras o autopistas en óptimas condiciones para sacar el mejor provecho de los autos. Incluso cuando existían buenos tramos, la mayoría de los trayectos se alternaba entre buenas vías y carreteras secundarias,  lo cual ocasionaba que los desplazamientos fueran más un martirio que una experiencia divertida.

El estado vial de España generó mucha frustración entre los amantes del motor y creó unas ganas latentes de desarrollar la infraestructura vial a la primera oportunidad posible, cosa que ocurrió con la llegada de los años 80, la entrada del país en la Unión Europea y el boom inmobiliario en la costa mediterránea. Tal fue el desarrollo vial del país que a día de hoy España es uno de los estados con mayor densidad de autopistas en todo el mundo, teniendo incluso una red de carreteras secundarias que permiten una conducción placentera, segura y divertida.

Ready…Set…GO!

En la actualidad España es uno de los destinos turísticos más importantes y deseados del mundo, pero uno piensa que solo es por el sol, playa, cultura y fútbol, pero el hecho es que cada día es más común ver aficionados a la conducción y las rutas (no necesariamente a la velocidad) que alquilan un vehículo –o traen el suyo propio desde su país de origen- para recorrer de un extremo al otro la península ibérica.

Famosas carreras en autopista y calles como Gumball 3000  (de la cual escribiremos próximamente un post) suelen recorrer bastos segmentos de la geografía española -principalmente la costa mediterránea- donde alternan la conducción extrema con grandes movilizaciones de medios audiovisuales, fiestas lujosas e incluso eventos benéficos. Al margen de este tipo de competiciones se encuentra otro tipo de turismo “road trip”; un turismo más asequible, relajado y con menos impacto en el entorno. Para ello no se necesita un auto poderoso ni mucho “hardware”; solo basta tener un vehículo en buen estado y tener tiempo para dejarse llevar por la ruta.

ruta-alicante-mediterraneo

Costa Blanca: Sol, playa, montaña y rutas

El desarrollo inmobiliario de la Costa Blanca (Sureste de España) trajo consigo una mejora drástica de las redes de comunicación como lo pueden ser el sistema de carreteras y autopistas que conectan al norte con Valencia, Tarragona, Barcelona y sigue por todo el arco mediterráneo por Francia e Italia. Estas facilidades llevan a muchas personas a tomar buena parte de sus vacaciones a recorrer la provincia de Alicante por segmentos e incluso muchas familias deciden alquilar campers – motorhomes para disfrutar al máximo la experiencia en carretera y pernoctar allá donde apetezca.

Una de las rutas más interesantes de transitar es la de conectar las ciudades de Alicante y Valencia por vías secundarias. La típica ruta usada por los locales es la de la autopista A7, que si bien es muy segura y cómoda, no ofrece el atractivo de poder detenerte en el punto que más te agrade a explorar y, francamente, luego de pisar el acelerador a velocidad constante en rectas interminables se pierde la esencia del “Road trip”. Como en la inmensa mayoría de las vías en España, existe una autopista o autovía construida de modo paralelo a las antiguas carreteras nacionales, quedando éstas últimas como opción para trayectos cortos entre poblaciones más pequeñas y a velocidades limitadas a 80 km/h y las autopistas para trayectos largos y a mayor velocidad.

Entre Valencia y Alicante hay muchas diferentes rutas dado que la reciente creación de núcleos urbanos y desarrollos turísticos ha demandado la creación de nuevas vías. Por ejemplo tenemos que, dependiendo del gusto del conductor,  se pueden tomar entre ambas ciudades las siguientes rutas:

Por la costa, visitando antiguos pueblos de pescadores que hoy en día se han convertido en balnearios y centros vacacionales para personas que vienen del centro peninsular y otros países del norte de Europa. Estos pueblos y pequeñas ciudades pueden estar muy congestionadas en los meses de verano, pero  el resto del año tienen poca ocupación y los precios de entretenimiento, restaurantes y demás actividades pueden ser muy baratos.

Por la Sierra: Por esta vía se sube desde el nivel del mar hasta casi mil metros, por lo que se pueden disfrutar de unas vistas impresionantes sin tener que recorrer distancias muy largas. Por este camino puedes encontrar poblaciones pequeñas pero de gran importancia económica y cultural como puede ser Jijona / Xixona, famosa mundialmente por su producción de lso típicos turrones. En la ruta de la sierra existe una amplia oferta de alojamientos rurales, espacios habilitados para estacionar el auto y acampar o  parques para remolques y motorhomes, en el caso que decidas pasar una temporada conociendo la comarca.

Por el interior de provincia, subiendo casi a la frontera con Castilla-La Mancha. Solo por las vistas del inicio de las planicies manchegas y su paso a las montañas del suroeste de Valencia vale la pena tomar esa ruta y parar a tomar fotos cuantas veces se te antoje.

¿Y a ti por donde te gustaría hacer tu próximo road trip? ¡Danos tus sugerencias!

Seguro que tienes unas cuantas fotos de tu auto en algún bonito paraje natural o paisaje urbano. ¿Te animas a compartirlas?

Entradas relacionadas

Comentar