Cosas que no debe hacer con un auto nuevo

Lo primero que se nos pasa por la cabeza cuando salimos del concesionario con un auto nuevo es decir: ahora si a pasear. Y está bien, pero no lo haga la siguiente media hora de la entrega de llaves.

Aunque los sistemas de fabricación modernos permiten que los autos salgan de fábrica listos para rodar, es importante no forzar mucho el motor en los primeros kilómetros de recorrido.

Se debe dejar un kilometraje prudente para permitir que la maquinaria nueva se ajuste correctamente y los cilindros queden limpios de impurezas. El rodaje debe ser paulatino, donde se aumente de forma progresiva la exigencia para extender la vida útil del motor.

Para prevenir daños prematuros tenga en cuenta las cosas que no debe hacer con un auto nuevo que esbozamos a continuación.

Pisar a fondo el acelerador

Evite las ganas de acelerar el automóvil a fondo, acelerar de forma desmedida y mas con el motor frio puede traer problemas a futuro. Puede hacer que los pistones se desplacen demasiado rápido por los cilindros y se extiendan por las paredes del motor las posibles imperfecciones. Y si lo hace además en frío, cuando no ha alcanzado la temperatura de servicio, tendremos un auto  marcado para toda su vida.

Revolucionar el auto

Durante el periodo de rodaje tampoco está recomendado superar las líneas rojas del tacómetro. Cada marca y modelo tiene sus especificaciones. En el manual de usuario e incluso en el propio concesionario podrá conocer las revoluciones recomendadas durante los primeros kilómetros de rodaje y pueden variar entre las diferentes marcas, debe guiarse siempre por las recomendaciones de su fabricante.

Usar el control de crucero

En los primeros kilómetros que hará su auto es importante recordar no mantener el motor a unas revoluciones constantes. Por lo tanto durante este periodo evite hacer viajes largos a una velocidad constante o activar el control de crucero. Las ciudades y las carreteras con curvas, en cambio, son recorridos más amigables para nuestro auto nuevo, en los que además podremos jugar más con él, conociendo los cambios, las funciones y demás.

Viajar distancias cortas

Parece contradictorio, pero al igual que no es bueno para el motor hacer viajes largos durante el rodaje, los desplazamientos demasiado cortos pueden provocar daños permanentes en el motor, el cual necesita alcanzar la temperatura de servicio mientras está funcionando. Si no hay más remedio que hacer un trayecto corto, trate de alargarlo. Luego de su uso, deje que se enfríe completamente para completar el ciclo de temperaturas, de dilatación y compresión.

Llevar un remolque

Tampoco es aconsejable cargar demasiado el vehículo, y mucho menos acoplar un remolque, ya que aumenta la carga, y el motor necesitará más combustible. Y volveremos entonces al primer número de la lista. En caso de emergencia lo primero es la seguridad, así que estos consejos no aplican durante una situación en la que exista riesgo físico.

Entradas relacionadas

Comentar