Corrosión en los bornes de batería: porque sucede y como limpiarlos

La batería del auto es un elemento que acumula o almacena la electricidad que genera el alternador. Permite dar el encendido inicial y permite que los componentes electrónicos funcionen.

En ocasiones, cuando los bornes de la batería están al descubierto, aparece una capa de color blanco y/o verde. Esta capa se genera por efecto del contacto con el medio ambiente, donde por acción de agentes naturales como el agua, ácidos y el aire, se presenta sales y óxidos.

Esta situación genera dificultades para dar encendido, ya que la capa aísla la conexión. Puede ser frustrante a veces porque la porque esta corrosión se forma rápidamente en los conectores y los extremos de los cables. Limpiarlo es muy fácil y lo explicaremos en esta entrada.

¿Qué es la corrosión de la batería de un auto?

Parece una sustancia espumosa y polvorienta, de un color blanco o verde claro, que se forma alrededor de los bornes de la batería. Se genera por una reacción química. Cuando se forma el cableado no puede suministrar energía de forma adecuada.

¿Qué causa la corrosión en la batería de un auto?

Las razones principales por las que una batería puede tener corrosión son:

  • Edad de la batería. Como las pilas de un reloj, la vida útil de una batería de auto puede variar sustancialmente. Sin embargo, si esta ya ha sobrepasado los cuatro años, es bastante normal ver corrosión. Limpiarla puede ser un desperdicio de tiempo, hay que cambiarla.
  • Una sobrecarga. Independientemente del tipo de batería, una sobrecarga puede ayudar a que sus químicos internos sean expulsados hacia fuera a través de las rejillas de ventilación o creando grietas, derivando en corrosión.
  • Fuga de electrolitos. Una de las razones que causa la corrosión en una batería es la fuga de electrolitos. Si una batería no tiene buen mantenimiento (Baterías de mantenimiento), los electrolitos se escaparán y se acumularán en los bornes, causando corrosión.
  • Exceso de agua. Tener demasiada agua en una batería es otra razón que provoca corrosión. Dado que los bornes están hechos de metales que pueden corroerse, si hay mucha agua, el exceso saldrá de las rejillas de ventilación y corroerá los bornes.

¿Cómo se limpia la corrosión de una batería de auto?

La limpieza no es complicada, y se utilizan artículos de uso cotidiano, es una operación que requiere de paciencia pero el resultado es notable y funcional.

Antes de abordar la limpieza de una batería corroída, cabe mencionar algunas precauciones previas. Dado que la piel y la ropa pueden entrar en contacto con materiales corrosivos (ácido), es aconsejable emplear gafas protectoras, guantes y una bata. Evite tocar las partes metálicas del vehículo (más allá de la batería), incluido el marco o las partes cercanas, para reducir el riesgo de cortocircuito. Si ve grietas o alguna fuga, lo mejor es reemplazarla.

  1. En primer lugar, los extremos de cable negativo y positivo deben desconectarse para limpiar las conexiones de los bornes correctamente. Para ello, retire primero el cable negativo (-) aflojándolo con un destornillador de punta plana y levantándolo del borne. Evite que toque el cable positivo y no deje nada metálico encima, si no quiere ni un corrientazo o cortocircuito, respectivamente.
  2. Siguiendo la misma técnica, retire el cable positivo (+). Si tiene problemas para quitar cualquiera de los cables, intente retorcerlos mientras tira hacia arriba al mismo tiempo. Una vez retirados, ya es el momento de ponerse manos a la obra Para comenzar a limpiar la corrosión, necesitará trapos, un recipiente con medio litro de agua y dos cucharadas de bicarbonato sódico o coca cola, y un cepillo de dientes viejo, aunque si tiene púas metálicas mucho mejor, también sirve el agua carbonatada (agua con gas).
  3. Sumerge el cepillo en la mezcla las veces que haga falta y frota la parte superior de la batería para eliminar la acumulación de corrosión. Incluso puede sumergir los extremos de los cables en agua caliente para disolver la corrosión en los extremos del cable. Enjuaga la batería y los cables con agua fría y asegúrese de eliminar todo el bicarbonato de sodio y la corrosión. Seque la batería y las abrazaderas con un paño limpio. Para terminar, lubrica todo el metal expuesto con vaselina o un aerosol específico.
  4. Para acabar, vuelva a conectar los terminales de la batería. Primero, vuelve a instalar el cable positivo (+) en su posición. En algunas baterías, hay que mover completamente o golpear el extremo del cable hacia abajo en su posición, apretando la tuerca de la abrazadera para que quede ajustada. Luego, intenta agregar otro cuarto de giro. Vuelve a conectar el cable negativo de la batería de la misma manera que lo hace con el cable positivo. Las cubiertas de plástico ya son el toque final.

Video

Entradas relacionadas

Comentar